Los accidentes de tráfico son, por norma general, situaciones extremas de lo más desagradables, pero este ocurrido en Polonia puede ser la excepción: además de que no hubo víctimas, como consecuencia del siniestro la autopista quedó cubierta por toneladas de chocolate.

El incidente tuvo lugar hace unos días en la autopista polaca A2, que discurre por la zona oeste del país, concretamente a la altura de Slupca. Por motivos todavía desconocidos, el conductor de 60 años de un camión cargado de chocolate perdió el control del vehículo, chocando y subiéndose sobre la mediana, volcando a continuación y esparciendo 12 toneladas del dulce sobre el asfalto.

El aparatoso altercado cortó la circulación en la vía durante varias horas, pero los trabajos de limpieza no resultaron tan duros como en otras ocasiones, como confirma Marlena Kufawka, portavoz del cuerpo de policía de Slupca: “Hace mucho tiempo que no veía tantas sonrisas en las caras de los miembros de los equipos de rescate y de la policía en el lugar de un accidente, y eso a pesar de que todavía les quedaba una tonelada de trabajo por hacer”.