Actualidad

Madrid Auto: el alquiler mete la directa

Superada la crisis, el sector pone rumbo en bloque a la conquista de las pequeñas y medianas empresas, además de los autónomos.

Renting

La modalidad de renting está experimentando una recuperación paralela a la del sector del automóvil general.

Con sus lógicas cautelas, la alegría parece haber llegado al alquiler a largo plazo de vehículos; el renting, una industria que comparte la vía de circulación por la que transita la economía y en la que no faltan el precio del dinero, la venta de coches, el empleo o las expectativas empresariales. Por supuesto, todos circulan en la misma dirección. La satisfacción se generaliza en un negocio que viene de un largo y amargo trago que finalizó en 2014, tras cinco años sin avances, de escasa inversión, con las empresas ajustando números. Pero el renting “es un sector muy permeable a la evolución de la economía, como un corcho”, en expresión de Luc Soriau, director general de Arval España.

Hay varios motivos que justifican la alegría, sobre todo después de comprobar que el primer trimestre del año, un buen botón de muestra, deja un crecimiento de la economía del 0,8% (un 3,4% anual) y un 7% más de coches vendidos. Dos resultados de mayor actividad que se proyectan en el renting en forma de aumento de inversión, casi 1.000 millones de euros, y otros 1.000 millones más en ingresos para las compañías del sector. Y, por supuesto, más de 53.000 vehículos matriculados, un 12% más que hace un año en la misma fecha. Alberto Sáez, consejero delegado de LeasePlan España, completa el buen escenario del sector: “Creo que el renting en España va a ir creciendo año a año por encima del PIB”.

CRECEN LAS FLOTAS

Las empresas se animan y contratan más automóviles en régimen de alquiler a largo plazo y la flota de vehículos en poder de estas compañías acelera y es un 10% más grande en el primer trimestre, o, lo que es lo mismo, un 1,15% más en los últimos 12 meses. No está mal y, como dice Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), “el incremento de la flota de vehículos se ha comportado en línea con el crecimiento previsto –el 1,15%–. Si lo extrapolamos al resto del año, nos posiciona en algo más del 4%. Alcanzaremos un parque de vehícu­los en renting al concluir 2016 de en torno a las 470.000 unidades”. Un objetivo que aspiran a alcanzar –incluso superar– las compañías del sector, eso sí, con una condición: que se mantenga el ritmo de la recuperación económica.

Hasta ahora, y siguiendo con la tendencia ascendente que dibujan las cifras trimestrales, el parque de vehículos sujeto a esta modalidad de alquiler a largo plazo representa el 16,1% del total de automóviles que circulan en España. Las previsiones con las que trabajan las empresas del sector son aún más optimistas y apuntan a que, en cuatro años, uno de cada cuatro vehículos matriculados estará en renting.

Las asociaciones de fabricantes, concesionarios y vendedores, comparten alegría y optimismo con la AER. No es para menos, ya que en los tres primeros meses de 2016 registró la mejor cifra comercial alcanzada en un primer trimestre desde 2010, con cerca de 285.500 coches vendidos, un 6,9% más.

Y así las cifras, todo el relato del tiempo que vive este negocio se basa en la estimación de que la crisis ha terminado; con el permiso siempre de la actividad económica. “Ya no hay crisis porque desde hace meses las empresas renuevan las flotas, no hay ajustes de empleo y se firman contratos de arrendamiento, que en este sector son de largo plazo”, declara Jesús Jimeno, director comercial corporativo de la compañía ALD Automotive. Largo plazo porque la mayoría de los contratos de renting son de cuatro años.

Ya no se puede hablar de crisis en el sector, sino de recuperación. “Se terminaron las prolongaciones de los contratos, una medida habitual en crisis, pues uno nuevo suponía actualizar las cuotas”, explica Luc Soriau, de Arval España. Y añade: “Ahora se está empezando a reinvertir en flotas tras una larga etapa de alargamiento de contratos”. En el sector recuerdan que fue en 2014 cuando las empresas comenzaron a ver el horizonte más despejado. “Ese año”, rememora Soriau, “las flotas crecieron un 1%; en 2015 lo hicieron el 10%. Y para este año se espera un 4%”.

Como sucede en la mayoría de los aspectos relacionados con la economía, las expectativas son decisivas, y ahora han mejorado, pero no serían suficientes si el renting no hubiera contado con la mayor promoción de las compañías y el alivio de la financiación. “La mejora de las perspectivas económicas va resolviendo la falta de financiación que bloqueaba la actividad empresarial”, afirmación recogida en el Observatorio del Vehículo de Empresa, promovido por Arval.

Madrid Auto, que se celebra estos días y hasta el 16 de mayo en IFEMA, Madrid, es otra oportunidad para el sector, que cuenta con un pabellón dedicado, el número 6, con el Salón del Vehículo Profesional y Flotas de Madrid.

NUEVOS OBJETIVOS

Ahora la industria del alquiler de vehículos tiene fijado su objetivo en captar a las pequeñas y medianas empresas, un mantra que todos comparten. Como apunta Sáez, de LeasePlan España, “las compañías de renting están buscando canales de venta diferentes a los tradicionales, como las pymes o los particulares, sectores cuyo grado de madurez ofrecen todavía posibilidades de crecimiento en los próximos años”.

En esta búsqueda se abren camino otras formas más novedosas de alquileres a largo plazo, como el modelo de la firma Reflex, donde “las empresas y los autónomos conocen de antemano los costes con una cuota mensual fija”, explica su director de operaciones, Alejandro Rodríguez. El contrato en este tipo de renting es de duración a la medida de cada cliente y sin penalización por la cancelación antes del plazo previsto. Su compañía es la primera en ofertar esta modalidad de renting, que proporciona vehículos de autogas (conocido también por GLP de automoción) a través de un acuerdo con Repsol.

Con más o menos novedades, el objetivo común para todos los agentes implicados en el negocio son las pymes; porque a unos les hará crecer con fuerza; a otros, continuar creciendo, y para todos, sin excepción, es el caladero que mantendrá la flota a flote, el lugar donde habita el mayor potencial de crecimiento para el alquiler en los próximos años, un sitio que concentra también a autónomos y particulares, próximos desafíos del sector.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no