Actualidad

BMW X2, el SUV más deportivo de la marca

Más corto y más bajo que el X1, muestra un silueta atrevida y se estrenará en marzo con versiones de 190 y 192 CV.

BMW X2

El X2 estrena la gama con dos acabados: M Sport (azul) y M Sport X.

Exhibido como concept en el Salón de París de 2016, el nuevo BMW X2 hará su presentación oficial el próximo mes de enero, durante el Salón de Detroit. Ahora ya hemos podido ver y tocar la primera unidad que ha llegado a España, constatando que la versión definitiva no difiere mucho de aquél primer llamativo prototipo.

Se trata de un BMW que se aparta bastante de la línea habitual de la marca. Sus dimensiones se enmarcan entre los SUV más compactos: siendo igual de ancho que un X1 es ocho centímetros más corto, quedándose en 4,36 m, y ligeramente más bajo.

Por primera vez en un BMW, la característica calandra en forma de dos riñones está invertida, es decir, con la parte más ancha abajo. Detrás, su silueta cae a modo de cupé desde un pilar C muy ancho y que muestra el escudo BMW a modo de diferenciación y de un guiño hacia otros modelos históricos de la marca bávara.

El BMW X2 sigue un poco el concepto de estilo ya existente en los SUV más grandes, el X4 y el X6, y va dirigido hacia un público más joven y urbano. El estilo cupé no es sin embargo tan acusado como en sus hermanos mayores, lo que ha propiciado unas plazas traseras con buena altura y que dispone de un asiento con respaldo regulable para admitir a pasajeros de talla adulta. Al tiempo, dispone de un buen maletero con 470 litros de capacidad, de proporciones cúbicas y aprovechables, aunque pierde volumen respecto al del X1 (505 litros).

En el BMW X2 se ha potenciado la deportividad en todos sus apartados. La carrocería puede recibir el acabado M en dos variantes: M Sport de color azul (Misano Blue) o M Sport X en amarillo (Galvanic Gold), que incluyen parachoques específicos, así como faldones, doble salida de escape y, en el M Sport X, inserciones grises en el paso de rueda. La gama equipa llantas de 17 hasta 20 pulgadas, lo que termina de dar al X2 una estética netamente deportiva.

Por dentro, el BMW X2 equipa el mismo salpicadero que el X1, con la única diferencia de que sus relojes no son digitales. Calidad de acabado y materiales son también iguales, así como el equipamiento, incluyendo asistente de conducción en atascos o aparcamiento automático por ejemplo. Las tapicerías por su parte pueden ser de cuero Dakota o textiles combinadas con Alcántara y reciben diseños específicos para el nuevo modelo de BMW.

La gama inicial, que llegará a España a partir del próximo mes de marzo, ofrecerá dos motorizaciones: una de gasolina 2.0i de 192 CV con cambio automático Steptronic de 7 velocidades y otra diésel 2.0d de 190 CV con Steptronic de 8, esta última además con tracción integral xDrive de serie. Más tarde llegarán otras dos versiones más asequibles de dos ruedas motrices, el 1.8i 140 CV de tres cilindros gasolina y el 1.8d 150 CV diésel de cuatro. El tope de gama se culminaría posteriormente con una versión 2.5d de 231 CV.

Los precios están todavía por definir para estas versiones iniciales, pero el BMW X2 se debería mover entre 38.000 y 53.000 euros para empezar a competir directamente con los Range Rover Evoque y Mercedes GLA.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no