Actualidad

Tercera generación del BMW X3: más dinamismo y calidad

El todocamino alemán ofrece un comportamiento similar al de una berlina en el asfalto y rinde muy bien fuera de pista.

BMW X3

Gran rendimiento dentro y fuera del asfalto.

El 11 de noviembre ya estará disponible en los concesionarios la nueva generación del BMW X3. La gama inicial se venderá con unos precios que van desde los 51.000 hasta los 70.500 euros y el modelo tiene como objetivo competir en lo más alto del segmento de los SUV medios con los Audi Q5Mercedes GLC.El X3 es un modelo que ha cobrado gran importancia para BMW ya que desde su aparición en 2003 se han vendido en todo el mundo más de 1,5 millones de unidades. Para desarrollar esta tercera generación, se ha partido de la base mecánica del nuevo Serie 5, con todo lo que ello conlleva en aporte dinámico y tecnológico.

En una breve toma de contacto, la mejora general del coche es constatable de forma inmediata. Más ligero que el anterior (hasta 55 kilos según la versión) se trata de un SUV que ofrece un comportamiento inusualmente conseguido sobre el asfalto. De hecho, BMW ha rebautizado el concepto bajo las siglas SAV (Sport Activity Vehicle). Su tacto de conducción, aplomo y estabilidad en todo tipo de curvas son equiparables a las de las mejores berlinas de ese mismo tamaño (4,71 metros de largo).

En autopista, carreteras comarcales o de montaña, la eficacia dinámica del chasis se completa con una precisión de reacciones muy deportivas, sobre todo si es la versión M Performance, incluida en esta generación por primera vez en el modelo. A la vez, el buen funcionamiento de la tracción integral y de los sistemas electrónicos aporta una seguridad reconfortante sobre cualquier tipo de superficie.

En el campo, el nuevo BMW X3 puede afrontar pistas de bastante dificultad. Ayudándose del modo off road de la caja de cambios automática (que desconecta también el control de tracción) progresa de forma muy eficaz sobre tierra o terrenos deslizantes y su poder escalador llega a su límite cuando la adherencia de sus neumáticos mixtos o la altura al libre al suelo (204 mm) en los escalones no sean suficientes.

Una vez en la cumbre, el X3 se ayuda de otros dos sistemas para afrontar la bajada. Uno es una cámara frontal que permite ver el camino que hay por delante del capó y otro es el asistente automático para bajar pendientes que hace descender al X3 en total seguridad a una velocidad de 8 km/h sin necesidad de que el conductor haga nada salvo mantener el coche en la trayectoria correcta.

Aunque las líneas de la carrocería, suavizadas al estilo de los X1 y X5, no lo proclamen demasiado por su diseño continuista, el BMW X3 es completamente nuevo. Mide un poco más que el anterior (5 cm) y alarga su distancia entre ejes, mejorando así la estabilidad y la habitabilidad interior. Más aerodinámico también (Cx=0,33), ofrece una comodidad superior a sus ocupantes en cuanto al filtrado de las suspensiones, de paralelogramo deformable en ambos ejes, y a una superior insonorización del habitáculo.

Ahora, los pasajeros del asiento trasero del X3 disponen de más holgura en todos los sentidos. La inclinación del respaldo puede regularse y es abatible en proporción 40/20/40. Detrás, el maletero ha crecido hasta una capacidad de 500 litros que en caso de necesidad pueden alcanzar los 1.600 abatiendo por completo el respaldo.

Comparando el X3 con su predecesor podemos observar que ha subido un escalón en calidad y también en equipamiento. Desde el acabado más sencillo incorpora de serie llantas de aleación de 18 pulgadas en lugar de 17, accionamiento automático del portón trasero, control de distancia en aparcamiento (PDC) delantero y trasero, climatizador automático de tres zonas, volante deportivo de cuero, luz de cruce con tecnología LED, sensor de lluvia, control de crucero con función de frenado, protección activa de peatones active guard, llamada de emergencia inteligente y servicios BMW ConnectedDrive de conducción semiautónoma.

La gama disponible en el momento del lanzamiento incluye tres motorizaciones diésel y gasolina, con potencias comprendidas entre los 190 y 360 CV, todas automáticas (Steptronic de ocho marchas) y de tracción integral (aunque en otros mercados también existirán de dos ruedas motrices). Fabricado en Spartanburg (EEUU) y más tarde también en Suráfrica y China, el X3 puede acceder a una extensa lista de sofisticados equipos tecnológicos opcionales. Por ahora será el Serie X más avanzado como demuestra el hecho de que, en 2020, será el primero en ofrecer una versión 100 % eléctrica. También servirá como base para desarrollar el futuro modelo X4.

Precios BMW X3

X3 M40i (360 CV): 70.500 euros
X3 xDrive20d (190 CV): 51.000 euros
X3 xDrive30d (265 CV): 59.500 euros


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no