Actualidad

Un clip y otras 18 cosas imprescindibles para llevar en el coche

La ley te obliga a llevar triángulo y chaleco, pero se olvida de otros elementos muy útiles. Este es nuestro kit de supervivencia para viajes largos.

llevar en el coche

En el coche, el artículo más inesperado puede serte útil.

La normativa nos obliga a llevar algunos elementos de seguridad en el coche, como el triángulo de emergencias o el chaleco reflectante, pero hay muchas otras que la legislación no contempla y, sin embargo, son muy recomendables para llevar en el coche. Sobre todo en viajes largos como los que va a tocar hacer en estas fechas. Por eso hemos preparado nuestro paquete de supervivencia particular:

De seguridad

1. Extintor. Quizás no te sirva para apagar un coche envuelto en llamas, pero ayudará a apagar cualquier pequeño incendio antes de que llegue a eso. Ten en cuenta que los extintores necesitan ser revisados periódicamente para que no pierdan presión y por lo tanto eficacia. Aunque no para los turismos, sí que son obligatorios en los vehículos de servicio público, las furgonetas, los camiones y los autobuses.

2. Botiquín. Siempre puede resultar útil, pero ¿qué meter dentro? Lo básico: tiritas, guantes de un solo uso, unas pinzas para extraer pequeñas astillas, vendas, unas tijeras pequeñas, alcohol, yodo. Si te planteas llevar esto, tómatelo en serio y acude a algún cursillo de pequeños auxilios. Las empresas a veces los ofrecen a sus empleados o bien en instituciones como Cruz Roja o cuerpos de bomberos. Recuerda también que algunas de estas cosas caducan y hay que ir sustituyéndolas.

3. Martillo. Para romper las ventanas desde dentro si fuera necesario. Si es posible, que sea de los que llevan incorporado un cúter, ya que este sirve para cortar el cinturón de seguridad si este se hubiera trabado y necesitáramos salir del coche con urgencia. Al igual que en los autobuses, es mejor que quede a mano y a la vista.

Útiles

4. Linterna. Es el utensilio que todo el mundo suele llevar en el coche, pero también es típico que cuando vayamos a utilizarla se hayan gastado o sulfatado las pilas. Para evitar esto, o bien revisa las pilas a menudo, o bien lleva una linterna de recarga manual tipo dinamo. Lo malo es que también se descarga y es posible que cuando quieras echarle mano tengas que estar dándole a la manivela durante 10 minutos para que ilumine algo. Como para unas prisas…, pero es mejor que nada.

5. Rasqueta. Importante para quitar el hielo en época invernal, aunque debes saber que con llevar un cartón duro es suficiente. Además un cartón también te sirve para muchas cosas, por ejemplo para arrodillarte sobre el suelo y no mancharte si necesitas cambiar una rueda, para prolongar el parasol si el sol está muy bajo…

6. Recipiente vacío. Será suficiente con una botella de plástico de medio o de un litro. Te puede ser útil para diversas cosas: por ejemplo, para rellenarla de gasolina si te has quedado tirado o para para llenarla de agua en una fuente cercana si te has quedado sin agua en el limpiacristales. Ya que vas a llevar en el coche la botella, procura que contenga algo de agua; no te servirá para beber, a menos que la acabes de rellenar, pero sí para limpiar alguna cosa puntual. Por ejemplo el ‘regalito’ que te ha dejado una paloma en medio del parabrisas.

7. Trapo. Precisamente por situaciones como el ejemplo anterior, llevar en el coche un trapo siempre nos va a ser útil. Incluso puedes aprovechar los atascos prolongados para quitar el polvo del salpicadero. Si quieres rizar el rizo, lleva un paquete de toallitas de bebé, son mágicas para quitar manchas imposibles.

8. Herramientas. No creas que necesitas llevar en el coche una caja de 256 piezas con un montón de utensilios. Con un destornillador de tamaño medio de estrella y otro plano, unos alicates para hacer fuerza y un juego de llaves Allen será más que suficiente. Piensa que lo máximo que puedes hacer es apretar algo que se ha soltado. Por ejemplo un tornillo de la matrícula. Por otra parte, comprueba que la llave de vaso que lleva el vehículo para desmontar la rueda en caso de pinchazo es de buena calidad; algunas se deforman tras quitar el primer tornillo y se quedan casi inservibles. Si es así, lleva otra mejor.

9. Alambre. O bien cuerda, pulpos o bridas. Cualquier cosa con la que poder atar algo o sujetar una pieza del coche que se ha desprendido. Por ejemplo una aleta, el retrovisor o el parachoques. Todo conductor de autobús o camionero al que le preguntes te hablará de la enorme utilidad de un trozo de alambre.

Prácticas

10. Cinta adhesiva. Ya sea aislante o americana, además de servirte para lo mismo que una cuerda, también puede hacer que resuelvas problemas puntuales menos urgentes, como por ejemplo sujetar una pieza del habitáculo que vibra y molesta con el ruido.

11. Gomas y clips. ¿Has visto lo bien que sujetan el móvil si fabricas minipulpos con ellas? Un clip y unas gomas ocupan poco espacio y pueden ser útiles para un montón de cosas. Incluso la goma, si es ancha, puede ir en el botiquín para usarla en un torniquete si fuera necesario.

12. Bolígrafo y papel. Este conocido tándem es de lo más práctico, ya que puede servirnos tanto para rellenar un parte de accidente, como para escribir una nota rápida que dejar a la vista del controlador del aparcamiento (“He ido a por cambio”) o incluso para tener entretenidos a los niños haciendo dibujos.

13. Cargador para el móvil. No solo es práctico llevarlo por si te quedas sin batería para mirar el WhatsApp, lo es más por si te quedas tirado y con el móvil fuera de servicio para llamar a la grúa. Pero sobre todo si usamos aplicaciones de navegación tipo Waze o Google Maps, ya que el uso del GPS gasta mucha batería y de forma rápida.

14. Una manta. Puede abrigarnos o hacer de almohada improvisada si la doblamos. Incluso puede ayudarnos a apagar un fuego.

De nota

15. Un paraguas. Persona precavida vale por dos y la lluvia no suele avisar.

16. Algo de dinero. ¿No te ha pasado que necesitabas dinero y no tenías nada y además no había ningún cajero cerca? Pues llevar en el coche algunas monedas por si acaso no te va a venir nada mal.

17. Un carrito con ruedas. Los carritos plegables que incorporó por primera vez el Citroën Xsara Picasso han sido una de las mejores ideas de la industria. Resulta enormemente práctico poder contar con un utensilio así cuando tienes que llevar varias cosas.

18. Bolsas de plástico. O bolsas de tela. Pueden servirnos tanto para hacer una compra, ahora que no dan bolsas, como para transportar algo del coche a casa, o incluso para meter cosas dentro y atarlas a algún gancho para que no se mueva por todo el maletero. Son útiles también para ponerlas en el suelo y no mancharnos si tenemos que arrodillarnos a cambiar una rueda. O incluso por si esto lo tienes que hacer bajo la lluvia y tienes que usar la bolsa de chubasquero, como las señoras de antes.

19. Guantes de trabajo. Las bolsas también te pueden servir para usarlas como manopla y no mancharte, pero es mejor que lleves un par de guantes de trabajo. Son baratos y te servirán incluso para no ensuciarte las manos cuando vayas a la gasolinera a hinchar las ruedas y quites los tapones.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no