Actualidad

¿Creías que ibas rápido?

No importa lo bueno que creas que eres en algo, siempre habrá alguien mejor que tú.

¿Creías que ibas rápido?

Ahí estás, en una autopista de tu ciudad, ya ha caído la noche y decides que es buen momento para sentir la velocidad. Aprietas el acelerador, ves como la aguja del velocímetro empieza a subir y te dedicas a esquivar los coches más lentos. Te sientes bien, eres el amo…hasta que te pasan cuatro locos que van rápido de verdad (no como tú) y te dejan claro que es mejor que te vayas a casa.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no