Daigo Saito, un GT-R, 1.000 CV y mucho drift para disfrutar

Derrapar es un arte y, como tal, se eleva a un nuevo nivel si el material es óptimo y el encargado de desarrollarlo es un auténtico virtuoso.

Igual que un plato de comida depende en gran parte de la calidad de sus ingredientes, el resultado de un tanda de drift depende del nivel de todos sus componentes. Por eso, si juntas a un piloto de nivel con una auténtica bestia de cuatro ruedas, nada puede salir mal.






Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Aplicaciones Móviles
El huracán ‘Ian’ inunda y destroza un McLaren P1 edición limitada

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no