Actualidad

Económico, que no austero

El Opel Karl es un coche de ciudad que busca el equilibrio entre el precio y el atractivo. Está disponible desde 8.950 euros

Económico, que no austero

Hay modelos urbanos de planteamiento económico que se venden desde unos 7.000 euros, y otros más sofisticados que suelen apostar por el diseño y la calidad, y cuestan casi el doble. Opel tiene ya en su catálogo el Adam, un coche de ciudad de corte refinado (rival de los Mini y 500), pero desde que dejó de vender el minimonovolumen Agila, no contaba con una propuesta económica de acceso a su gama. El nuevo Karl llega para cubrir ese hueco y, aunque es un automóvil sencillo y pequeño (3,68 metros de largo), no descuida aspectos como la imagen interior, el tacto al volante y el equipamiento.

Está disponible desde 8.950 euros (descuentos y Plan PIVE incluidos), un precio superior al de los Fiat Panda y Suzuki Celerio, que son algunos de los urbanitas más asequibles. Pero cuesta como los Seat Mii y Toyota Aygo y algo menos que los Hyundai i10 y Renault Twingo.








Salpicadero.




Por fuera presenta una imagen correcta sin más, con una carrocería de cinco puertas de formato convencional. Pero por dentro está más cuidado de lo habitual en coches de este tamaño y tiene un salpicadero bastante aparente que recuerda al del Corsa. Destaca también por su amplitud, porque es de los urbanitas más desahogados: puede acomodar adultos altos atrás y está homologado para cinco plazas. El maletero, en cambio, ofrece una capacidad normal: 215 litros.

Como todos los coches de ciudad, este urbanita de Opel destaca por su facilidad de aparcamiento y bajo consumo, y donde se siente más a gusto es en los trayectos por ciudad y alrededores. Lleva un motor 1.0 tres cilindros de gasolina con 75 CV que gasta 4,5 litros de promedio y es capaz de mover al coche con un punto de alegría, gracias también a su ajustado peso: 864 kilos (sin conductor). Incluye cambio manual de cinco marchas, acelera de 0 a 100 km/h en 13,9 segundos y ofrece una conducción agradable.

El equipamiento es otro de los puntos fuertes del Karl, porque viene de serie con aire acondicionado, pantalla táctil, ordenador de viaje, entrada USB y hasta bluetooth para el móvil, aparte de seis airbag y del ya obligatorio control de estabilidad ESP. Y por 430 euros más puede añadirse el paquete Selective Plus, que reúne faros antiniebla, alerta de salida del carril y unas llantas de aleación de 16 pulgadas que mejoran la apariencia externa.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no