¡No te pongas en medio hombre!

Una carrera cuesta abajo sin frenos y un público demasiado metido en la carrera (y en la carretera) no puede ser una buena combinación.

Lo vemos cada verano en el Tour de Francia y en casi todas las competiciones de ciclismo: los aficionados invaden la carretera para animar a los participantes, sin darse cuenta de que llegan a molestarles y hasta a ponerlos en peligro. En una subida de montaña el resultado es que el ciclista en cuestión acabe en el suelo, pero ¿y si hablamos de una carrera cuesta abajo con coches? El piloto no parece estar muy contento con el público.






Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Autopía: historia de la automoción en un entorno idílico
Neumáticos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no