Actualidad

Para no pasar inadvertido

Personalidad estética. Es la receta elegida por Kia para que su nuevo Soul se desmarque del resto de todoterrenos pequeños

Para no pasar inadvertido

El enésimo todoterreno de bolsillo no es uno más. Kia entra en juego en la categoría de moda con el nuevo Soul, que refuerza su apuesta por el diseño para diferenciarse de la ingente competencia y es uno de esos modelos que llama la atención a su paso. Puede gustar o provocar rechazo, pero no deja indiferente y tiene carácter y personalidad propia. Los más atrevidos podrán, además, elegir el color del techo y los espejos en contraste con el de la carrocería y montar grandes llantas de aleación de hasta 18 pulgadas. En el interior se mantiene la apuesta con acabados bicolores y detalles originales como las salidas de ventilación, que integran los altavoces en un único bloque, forman una especie de torre y tratan de reafirmar que el Soul 2014 es algo diferente.



Ocho nuevos modelos


Durante la presentación, Kia anunció que va a lanzar, aparte del Soul, ocho nuevos modelos de aquí a 2018. El presidente y consejero delegado de Kia Europa, Ho Sung Song, comunicó, aunque todavía en condicional, que en 2016 podría llegar el primer cupé de la marca, un deportivo que se convertirá en su modelo más emocional y que tomará como inspiración al prototipo GT4 Stinger visto el enero pasado en el Salón de Detroit. Y Tae Hun Lee, responsable de ventas para Europa, señaló que el nuevo Sorento, el todoterreno grande, llegará a finales de 2014, mientras que el próximo Sportage saldrá antes de que termine 2015. Además, el nuevo Sportage y la futura entrega de la berlina Optima estrenarán una versión con mecánica híbrida enchufable, en palabras de Hun Lee. 



El último Kia saldrá a la venta en julio y, aunque todavía no hay precios, se estima que estará disponible desde 15.000 euros. Mide 4,14 metros de largo y ofrece una imagen sólida y robusta, con trazos recios y mayor empaque que la mayoría de alternativas similares, como los Nissan Juke 2014, Renault Captur, Peugeot 2008, Fiat 500L Trekking y los próximos Ford Ecosport (mayo) y Jeep Renegade (octubre), entre otros. Kia prevé, al igual que varios fabricantes, que las ventas de estos coches sigan creciendo en Europa y pasen de las 500.000 unidades actuales hasta las 700.000 que se barajan para 2016.

Aunque recuerda al modelo anterior, el nuevo Soul tiene un concepto diferente. Es solo un poco más largo, dos centímetros, pero pega un buen estirón a lo ancho (1,80 metros, más que un Golf) y, sobre todo, recoge una mecánica de mayor envergadura. Si el anterior tenía chasis de utilitario, el de ahora cuenta con la base mecánica del familiar compacto Cee´d y ofrece un tacto de coche más grande y refinado. Ha perdido agilidad de reacciones, pero lo compensa con un rodar mucho más silencioso, aplomado y confortable. Pasa de chico joven a hombre maduro.

El mayor refinamiento se aprecia también en el interior, con un volante, asientos e instrumentación con mejor resolución de lo normal en los modelos pequeños, y soluciones adicionales también cuidadas, como un salpicadero y paneles de puertas de tacto mullido.






El mayor tamaño de la carrocería amplia la habitabilidad, y atrás pueden viajar ahora adultos altos con mayor desahogo. El maletero ofrece 354 litros, 132 más que antes. Así puede cumplir mejor como transporte único de la casa, aunque para estos usos la capacidad de carga puede seguir quedándose pequeña.

Los motores son los mismos que antes: 1.6 de gasolina y turbodiésel (132 y 128 CV, respectivamente), con cambio manual de seis marchas y consumos medios oficiales de 6,5 y 4,8 litros. Y aunque cumplen sin problemas, suponen el aspecto menos convincente: el de gasolina tiene una respuesta algo plana y anodina, y al diésel le faltan bajos y funciona con menos suavidad que los propulsores equivalentes de otras marcas. Ambos se ofrecerán también con un cambio automático de seis relaciones. En cambio, no se venderán con tracción 4×4, sino solo con delantera o 4×2.






El equipamiento evoluciona en la misma dirección que el resto del coche e incluye sistemas avanzados, poco comunes en su tamaño. Todavía no se conoce la dotación de serie para España, aunque sí que vendrá con control de estabilidad ESP y seis airbags y, probablemente, también con aire y llantas de aleación. Como opción podrá completarse con llave manos libres (no hace falta sacarla del bolsillo para abrir y arrancar el vehículo), luces largas automáticas (se conectan y desconectan solas), bluetooth, USB, techo solar panorámico, cámara posterior, ayuda al guiado por el carril (con señales acústicas al pisar líneas continuas) y hasta asientos delanteros con calefacción y ventilación.



Lavado de cara para el Sportage





Kia Sportage 2014.


Junto al nuevo Soul, Kia ha presentado también la puesta al día del Sportage, su todoterreno medio, que comparte mecánica con el Hyundai ix35 y es la alternativa de la firma coreana al Nissan Qashqai. Está disponible desde 15.211 euros (motor de gasolina), con descuento, PIVE y financiación con la marca incluida. El diésel más asequible, por su parte, sale por 18.171 euros.

La renovación se centra en el diseño. La carrocería recibe solo retoques menores, como una parrilla diferente y nuevas llantas de aleación. Sin embargo, el interior cambia más y mejora bastante, gracias a una instrumentación más moderna, tapicerías que pueden ser ahora bicolor, pantallas de mayor tamaño para la consola central y materiales más refinados, de tacto blando, para el salpicadero y la parte alta de las puertas.

Los motores, en cambio, son los mismos, aunque sí que se modifican ciertos componentes mecánicos que han permitido mejorar la insonorización y la calidad de rodadura, sobre todo debido a una amortiguación menos seca que filtra mejor y refuerza el confort de marcha.



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no