Conducir

Seis claves para viajar con tu perro (o gato) sin preocupaciones

No hay excusa para no llevar a nuestra mascota de viaje con nosotros, solo hay que prestar atención a unos sencillos aspectos.

perro

Cumpliendo estos pasos tu macota podrá viajar segura.

El verano es una de las épocas en las que prolifera el abandono de mascotas. Los motivos son varios, principalmente la imposibilidad de encontrar un lugar de destino que las acepte o (como alternativa) de contar con alguien que las cuide. También hay dueños que alegan dificultades para viajar con ellas, pero llevar al perro o al gato en el coche no es en absoluto difícil. Solo hay que tener en cuenta algunos consejos básicos para no incumplir la normativa ni perjudicar la salud del animal. Estos son los errores más comunes que se suelen cometer.

OLVIDAR LA DOCUMENTACIÓN

Conviene llevar con nosotros la cartilla sanitaria de nuestra mascota, puesta al día y con el correspondiente sello del veterinario. Además, si el viaje incluye alguna etapa por otros países europeos es indispensable completar la documentación con el Pasaporte Sanitario Europeo de Animales de Compañía.

DEJAR A TU MASCOTA SUELTA
No solo es ilegal, sino también peligroso llevar a la mascota suelta por el coche. En caso de colisión, saldría despedido y podría sufrir y ocasionar graves daños. Por eso es obligatorio utilizar algún medio de retención, que debe adecuarse a su peso y tamaño. El transportín es ideal para los animales más pequeños y, si es posible se colocará en el suelo de las plazas traseras. El arnés permite sujetarlo a los cinturones (mejor con dos puntos de anclaje), ajustando el recorrido para limitar el movimiento del animal. Por último, para mascotas grandes el maletero es una buena solución con una reja divisoria en los asientos traseros.

Mascotas

DARLE DE COMER

Si la mascota está poco acostumbrada, un viaje largo puede provocarle mareos. Para evitarlo conviene no darle de comer en las dos horas previas al inicio, hidratarlo y, si es necesario, darle medicación contra las náuseas. Conviene consultar con el veterinario.

DEJAR QUE SE ASOME POR LA VENTANILLA

Durante el trayecto es recomendable abrir de vez en cuando las ventanillas para oxigenar el ambiente, aunque lleves el aire acondicionado puesto. Sin embargo, debes evitar que el perro asome la cabeza porque hay riesgo de otitis o conjuntivitis.

NO HACER PAUSAS para estirar las piernas… y las patas

En todos los viajes, y especialmente en verano, es importante hacer paradas al menos cada dos horas para que todos los ocupantes del coche salgan unos minutos. En ningún caso hay que dejar a la mascota en el vehículo, especialmente si no se puede aparcar a la sombra. Será el momento de que camine un poco y se hidrate.

OLVIDARSE DE PROTEGER EL COCHE

Pelo, babas y arañazos por las uñas suelen ser habituales cuando entra en acción una mascota. Para proteger el coche hay cubiertas de tela para la tapicería o de goma para el maletero.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no