Conducir

¿Se te atraganta sacarte el carnet? Descubre la forma para que sea más fácil

La legislación contempla la posibilidad de obtener un permiso para conducir exclusivamente vehículos con cambio automático.

Cambio automático

Los coches automáticos son más sencillos de manejo. / Volvo

La coordinación de movimientos necesaria para cambiar de marcha en un vehículo puede suponer un desafío mayúsculo para algunos aprendices de conductor. Tener que pisar el embrague justo al mover la palanca, soltar la mano derecha del volante, elegir el momento adecuado para realizar la operación, en las deceleraciones además frenar… Demasiadas acciones al mismo tiempo que llegan a convertirse en un suplicio para los aspirantes al carnet, el que obtienen la mayoría de los automovilistas. Sin embargo, existe la posibilidad de evitar esta  operación ya que la legislación contempla un permiso especial exclusivo para vehículos con transmisión automática.

Es una opción desconocida por la mayoría de aspirantes y que, sin embargo, puede hacer las cosas más fáciles para quienes se les atraganta esta operación. Tomando como referencia la categoría B, destinada a automóviles de hasta 3.500 kilos de masa máxima autorizada y hasta ocho pasajeros además del conductor, el permiso para coches automáticos se puede formalizar siempre que las prácticas y el examen correspondiente se realicen con un vehículo de tales características. Es decir, los interesados deben completar el curso de formación en una autoescuela que disponga en su parque de prácticas de coches sin embrague.

Scooter

La legislación también es válida para las dos ruedas. / BMW

El mismo planteamiento es aplicable para las motos, puesto que la normativa prevé este carné para todos “los vehículos que no estén equipados con pedal de embrague o palanca accionada manualmente en el caso de las motocicletas”. Por tanto, los motoristas también podrán superar el examen con un escúter con transmisión automática.

SIEMPRE CON AUTOMÁTICOS

Eso sí, es importante saber que una vez obtenido este permiso el conductor sólo podrá circular con vehículos de las mismas características y así quedará reflejado en el carnet para la correspondiente verificación, si así lo requieren, por los agentes de tráfico. En caso de utilizar un coche o moto con cambio manual se infringirá la normativa y acarreará la sanción correspondiente. Lo que sí autoriza la legislación es el uso de automóviles dotados de levas en el volante o palanca secuencial para realizar la operación de cambio de marcha, lo obligatorio es que el vehículo carezca de pedal de embrague siendo considerado, en consecuencia, automático.

El precio de las tasas para la obtención de este permiso especial para vehículos con transmisión automática es idéntico al equiparable para manuales; el único requisito necesario es que la autoescuela (que tampoco suelen cobrar más por usar un coche de estas características cuando lo tienen en su flota) advierta en su momento al centro examinador de que la prueba de conducción se realizará bajo tal modalidad.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no