Conducir

16 gestos que todos los conductores deberían conocer

Dar las gracias, disculparse, advertir del uso incorrecto de las luces… Sin palabras se puede decir mucho

conductores

La educación al volante se puede mostrar con numerosos gestos.

El lenguaje gestual acompaña al ser humano desde mucho antes de que empezara a hablar, y ahí sigue. De hecho, al volante se realizan unos cuantos. Dejando de lado los más groseros (peinetas, cuernos y otras referencias taurinas), estos son los gestos automovilísticos  más comunes.

1. Dar las gracias. Tan sencillo como levantar la mano de frente porque alguien ha facilitado el paso en una incorporación o en un atasco. También se admite el pulgar arriba, pero no es tan común. El gesto del saludo no solo es bueno entre conductores, sino que también conviene usarlo con viandantes.

De hecho, así lo muestra la campaña de Toyota “#ConduceComoPiensas”, en la cual un padre y una hija debaten acerca de la costumbre de los peatones de dar las gracias (o no) cuando un coche se detiene ante un paso de cebra.

Es curioso saber que en otros países hay costumbres diferentes: por ejemplo, los conductores japoneses agradecen la cesión de paso poniendo dos veces los pilotos de intermitencia. Se puede ver en este vídeo.  

2. Sobre las luces. El gesto de girar algo imaginario con el índice y el pulgar de la mano izquierda, simulando mover la palanca del alumbrado, sirve para decir que las luces no están puestas (y deberían) o para señalar que están encendidas sin necesidad. Se agradece el gesto en el primero de los casos, pero en el segundo suele que quien advierte de ello no es consciente de que los vehículos más actuales llevan luces diurnas o que muchos conductores las encienden para aumentar la visibilidad.

3. El uso de los intermitentes. Si un conductor abre y cierra la mano repetidamente juntando las puntas de los dedos está señalando a otro que no ha puesto el intermitente al girar, perjudicándole de alguna manera.

4. Distancia de seguridad. Si un conductor muestra (a quien va detrás) los dedos índice y pulgar simulando medir algo corto significa que la distancia de seguridad es demasiado pequeña. Lo malo de este gesto es que al usarlo puede dar lugar a otras interpretaciones más conflictivas, por lo que conviene dar a la vez un leve toque de freno, con suma precaución, para que no haya equívocos.

5. El uso del móvil. Basta con llevarnos la mano a un lado de la cara y adoptar con los dedos pulgar y meñique la forma de un teléfono. El conductor que esté usando el teléfono se dará por aludido. Si a la vez se niega con la cabeza, no habrá duda de la señal.

6. Velocidad. Cuando alguien sube y baja la mano repetidamente con la palma hacia abajo quiere decir que el otro automovilista va demasiado rápido. De este modo, debe corregir la velocidad y adecuarla a la que impone la vía o la propia circulación.

7. Pedir disculpas. Si alguien llama la atención a otra persona por algo que haya hecho mal, lo lógico es que pida disculpas levantando la mano en un gesto parecido al saludo, pero que indica claramente que se admite el error.

 

Más Información

La DGT, a través de la Fundación CNSE para la Supresión de las Barreras de Comunicación, tiene una web en la que las personas sordas pueden consultar el manual de circulación traducido a la lengua de signos española. A este respecto, es interesante también la campaña que lanzó Uber para enseñar unas nociones básicas del lenguaje de signos con las que los automovilistas pueden tener un mínimo de comunicación con conductores sordos. Son apenas unos signos, pero puede resultar muy útil aprenderlos. En esta web puedes practicarlos.

PARA AYUDAR A APARCAR
Varios gestos sacan a relucir ese guardia urbano que casi todo el mundo lleva dentro:

8. Atrás. Se indica con la mano como para decir “ven”.

9. Para. Se marca con el antebrazo hacia arriba y la palma de la mano abierta frente al vehículo para indicar ‘alto’.

10. Hacia adelante. Hay más de una posibilidad: se hace el gesto de “ven” si uno se encuentra delante del vehículo. Desde un lateral se dice “pasa”, como empujando con el brazo estirado, de atrás adelante. 

11. Girar. Se trata del gesto que peor se interpreta, ya que hay gente que hace un círculo imaginario en el aire de derecha a izquierda y otros al contrario, por lo que el conductor no tiene muy claro hacia qué lado le debe mover el volante.  

12. Ceder la plaza de aparcamiento. Mostrar las llaves del coche a otro conductor sirve para avisarle de que la plaza de estacionamiento va a quedar libre.

CUANDO FALLA EL INTERMITENTE

Más universales, ya que aparecen en el código de la circulación, son los gestos que indican de cambio de dirección o giro. Muy propios de los ciclistas, en los coches es menos habitual que se usen, pero son de uso obligatorio si un intermitente está fundido o estropeado. 

13. Desplazamiento a la izquierda. El conductor deberá sacar su brazo izquierdo por la ventana y extenderlo con la palma de la mano hacia abajo.

14. Desplazamiento a la derecha. El conductor colocará en este caso su brazo izquierdo de forma que quede en ángulo de 90 grados. La DGT recuerda que este gesto no debe hacerse nunca desde la ventana del copiloto.

15. Desplazamiento marcha atrás. Para ello el conductor dejará el brazo extendido con la palma de la mano hacia atrás.

16. Inmovilizar o estacionar el vehículo. Por último, si lo que está averiado son las luces de freno y el conductor tiene intención de inmovilizar el vehículo o de estacionar, sacará su brazo izquierdo por su ventanilla y lo moverá de arriba abajo con movimientos rápidos y cortos. Similar a lo que comentábamos anteriormente para señalar a otro conductor que aminore la velocidad.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no