Conducir

Vehículos usados sin trampas en el kilometraje

El permiso de circulación de los modelos de segunda mano deberá reflejar los kilómetros totales recorridos por el coche

Desde el pasado día 15 de enero, el kilometraje de los modelos de segunda mano debe constar en el permiso de circulación del vehículo. Con esta nueva medida, puesta en marcha por la DGT, se busca mejorar la transparencia en las operaciones de compra y venta, y luchar también contra prácticas abusivas como el trucaje de los cuentakilómetros de los coches.

Modificar los kilómetros reales que tiene un automóvil está tipificado como delito y puede acarrear penas de cárcel de hasta seis años. Pero puede resultar también muy lucrativo, porque el precio de un modelo usado se fija en gran parte teniendo en cuenta el año de fabricación y la distancia recorrida.

El kilometraje de los coches se controlaba ya: al pasar la ITV se anotan los kilómetros y se remiten a la DGT para que consten en el informe del modelo. Pero la nueva medida reforzará la eficacia.Asociaciones nacionales como Ganvam, que agrupa a los vendedores de vehículos a motor, «aplauden» la iniciativa, aunque señalan que, afortunadamente, el trucaje del cuentakilómetros es una «práctica aislada».

AutoScout24, portal especializado en vehículos de segunda mano, recomienda comprobar el estado de ciertos elementos del coche para hacerse una idea de si el kilometraje indicado corresponde o no con el real. El desgaste del aro del volante y de las gomas de los pedales, al igual que el de la espuma interior del asiento (más o menos cedida), son algunos de ellos. Sin embargo, lo más fiable, y también complicado, es localizar la centralita electrónica y comprobar si la caja o los tornillos se han manipulado.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no