Conducir

¿Viajas en el Día de la Madre? Así puedes entretener a los niños

Desde utilizar una tablet para ver una serie o una película a los juegos clásicos como el 'Veo,veo'. Cualquier ayuda es poca para los desplazamientos en coche.

Viajar en el Día de la Madre

Nos hay nada peor que un viaje en coche y toparse con un atasco de esos que hacen historia (como puede ocurrir en este Puente de Mayo). Si además llevamos uno o varios niños en los asientos de atrás, las cosas pueden empeorar como no busquemos alguna forma de distraerlos. Si todavía te quedan unos cuantos kilómetros y no quieres pasar el Día de la Madre de mal humor, lo mejor es que tomes nota de alguno de estos métodos de entretenimiento. De lo contrario, es posible que los niños empiecen a subirse por el techo, comerse la tapicería o quizá algo peor que la conocida cantinela de “¿cuánto falta?”.

LOS MÉTODOS DIGITALES

Todo padre sabe que una tablet puede hacer que un niño no levante la cabeza de la pantalla durante un buen rato. Aplicaciones de juegos o de simuladores de conducción pueden ser buenos motivos para calmar a las pequeñas fieras. Dr.Panda’s Toy Cars, por ejemplo, es una divertida App donde los niños pueden conducir diferentes vehículos y hasta crear sus propias historias.

Tampoco hay que olvidar que la tecnología llevó el cine a nuestros viajes, por lo que siempre es útil recurrir a la típica película para niños que les mantendrá entretenidos al menos una o dos horas. Para ello podemos o bien utilizar el clásico reproductor portátil de DVD, incluso hay algún modelo de coche que lo lleva incorporado o se puede solicitar como extra al comprarlo. Otro modo es utilizar la tableta o el móvil para ponerles su serie favorita por ejemplo de la App Clan, si disponemos de conexión 3G o 4G en estos dispositivos, o bien si nuestra tablet solo funciona con WiFi podemos grabar vídeos con canciones infantiles previamente de YouTube, al final de este tutorial se explica cómo se hace. Eso sí, recuerda poner un volumen moderado en todos estos aparatos para que no perturbe la atención de la persona que conduce.

LOS MÉTODOS CLÁSICOS

Recurrir a los juegos clásicos siempre es un acierto, cada uno tiene sus preferidos, estos son algunos de los más populares:

  • Palabras encadenadas: El conocido juego de hilar palabras a partir de su última sílaba (casa, saco, coche… ).
  • Si fuera: Tan solo hay que pensar en un personaje y los demás intentan adivinar quién es identificándole con otras cosas y preguntando en diferentes categorías (si fuera un coche ¿cuál sería?, Si fuera una comida ¿cuál sería?). Si el personaje es alguien de la familia resulta más divertido.
  • Palabras que comienzan por: Alguien dice una palabra o sílaba y tan solo hay que decir palabras que comiencen así. El que más diga gana.
  • Veo, veo: Sencillo y bien conocido, solo hay que adivinar lo que alguien está viendo a través de las pistas que da. El juego puede ser más o menos duradero y divertido dependiendo de la riqueza del paisaje por el que estamos pasando.
  • Buscar formas: A ver quién encuentra antes un triángulo, un rectángulo o un círculo. El tejado de una casa, una valla publicitaria o el propio volante son las primeras soluciones, pero habrá que buscar más.
  • Adivina adivinanza: Es un juego que necesita el aprendizaje previo de adivinanzas y acertijos. Afortunadamente Internet te los pone en bandeja, echa un vistazo a 100adivinazas.com.
  • Matrículas: Siempre dan mucho juego, o bien se cuentan las matrículas donde aparece determinado número o bien se pueden decir palabras que empiecen por las letras de la matrícula del coche que va delante.
  • Marcas y logotipos: Otro gran clásico con el que aprender las marcas de coches y los logotipos que los identifican y empiezan a interesarse por la automoción.
Niños

La opinión de los pequeños sobre sus preferencias es importante.

IMAGINACIÓN AL PODER

Si los métodos anteriores ya están muy trillados y hace falta renovar, la mejor manera es inventar nuestras propias formas de distracción y sobre todo hacer partícipes a los niños con la suya, que suele ser más creativa.

Se me ocurre uno al que jugaba mucho de pequeño y consiste en decir si el coche que viene de frente está contento, triste o enfadado. Si te fijas, las parrillas de los coches (faros, parachoques, radiador, etc.) parecen caras y mientras algunos parecen reír, otros parecen enojados.

Cabe también la posibilidad de utilizar los juegos como método de aprendizaje: ¿qué señales son esas?, ¿a ver quién sabe para qué sirven las marchas? o ¿por qué el coche delante no lo está haciendo bien? Nunca es demasiado pronto para iniciarlos en la educación vial.

Otra cosa que puede resultarle diferente a los niños y que valorarán, es sentarse con ellos. El mero hecho de que papá o mamá pasen al asiento trasero y eliminen esa barrera invisible de la posición de los adultos y los niños en el coche, llamará enormemente su atención y estarán dispuestos a cualquier juego.

Y siempre se puede recurrir al método radical y jugar a “el primero que hable pierde”, no solo es un juego sino que también es una buena estrategia para que los pequeños estén callados un largo rato…


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no