• 1 / 5

    Un nombre inspirado por la moda

    ‘Lambretta’ deriva de Lambrate, una zona de Milán situada a orillas del río Lambro y que es conocido como el distrito de la moda. En él estaba localizada la fábrica de tubos de acero Innocenti, donde nacieron los primeros escúteres de la firma. Pero su nomenclatura también se debe al término griego ‘lambrus’, que significa ligero, rápido y ágil.

  • 2 / 5

    Un diseño atemporal

    La imagen es uno de los puntos más característicos de las Lambretta, motivo por el que cuando en 2017 KSR Group se hizo con los derechos de la marca, quiso respetarlo al máximo. Para ello, se sigue empleando un chasis formado por una viga central de acero de 1,2 milímetros de grosor y que luego se extiende hacia los lados.

  • 3 / 5

    Dos guardabarros, dos personalidades

    En la actualidad la Lambretta puede utilizar dos guardabarros distintos. El primero, denominado como Fix (Fijo) deriva del original empleado en el modelo de 1957 y está anclado al escudo frontal, permaneciendo inmóvil en todo momento. El segundo es el Flex, que es móvil y acompaña a la rueda delantera cuando ésta gira.

  • 4 / 5

    Todo por la personalización

    En su voluntad de ir a la moda, el fabricante tiene una amplia variedad de accesorios disponibles para que cada piloto configure su Lambretta al gusto: cúpulas delanteras, defensas laterales, portaequipajes, cascos de la marca, chaquetas de la compañía, etc.

  • 5 / 5

    Un modelo global

    Desde el rincón de Italia en el que nació, Lambretta se ha convertido en un modelo global: se comercializa en 48 países repartidos por todo el mundo, con más de 600 distribuidores en los cinco continentes.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no