Motos

BMW R 1250 RT: una moto grande para viajes grandes

Es la moto Gran Turismo a batir y, en su versión 2021, refuerza su confort y equipamientos y mejora aún más sus cualidades ruteras.

BMW R 1250 RT: una moto grande para viajes grandes

La BMW R 1250 RT 2021 está disponible desde 21.275 euros.

Evolución perfeccionista. La BMW R 1250 RT 2021 afina todavía más su confort en carretera, estrena motor, recibe una nueva electrónica que introduce modos de conducción adicionales y completa sus cambios con equipamientos a la última, como su instrumentación digital de gran formato, sus avanzados faros inteligentes y su control de velocidad adaptativo.

El modelo de BMW ya era la Gran Turismo de referencia, y ahora, con las mejoras que presenta en esta versión 2021, consolida aún más su posición. Es una moto grande y voluminosa, pero se maneja como si fuera más pequeña y ligera. Y su calidad y tecnologías marcan la diferencia con la mayoría de alternativas similares.

Lo menos bueno, como suele ser habitual en los productos de gama alta, está en el precio, que arranca en 21.275 euros. Pero a pesar de su coste, mantiene un dominio comercial incuestionable: capta el 71% del mercado, es decir, que casi tres de cada cuatro motos vendidas del segmento touring de más de 900cc son una BMW RT.

La variante 2021 estrena asimismo un motor más eficiente y respetuoso con el medio ambiente (cumple Euro5). Ahora rinde 136 CV a 7.750 revoluciones, cambia su gestión electrónica y añade un nuevo modo de conducción Eco que reduce al máximo el consumo y, en consecuencia, las emisiones.

Y añade otras ventajas como el control de velocidad de crucero activo, que ahora es adaptativo, gracias a un radar situado en el carenado. Así, permite al conductor seleccionar una velocidad y una distancia con el vehículo que circula por delante, y la moto se encarga de mantenerlas, frenando y volviendo a acelerar para adaptarse a los cambios del tráfico.

Confort superlativo

Una vez a los mandos es difícil poner pegas a la comodidad. El triángulo que forman el manillar, el asiento y las estriberas proporciona al conductor una postura natural y relajada para recorrer muchos kilómetros sin fatiga.

El asiento de serie está a 805 milímetros del suelo, una distancia correcta para un piloto de talla media. Pero hay también disponibles varios asientos adaptados a la constitución de cada cliente, desde 760 hasta 850 milímetros. A los mandos se confirma la buena protección aerodinámica y también el tacto exquisito de toda la mecánica.

Grande, pero también ágil

El mejor escenario para el modelo de BMW está en las distancias largas, que es donde muestra todo su potencial y saca también partido de su depósito de 25 litros. Pero también sigue sorprendiendo cuando se abandonan las autopistas y se adentra en carreteras generales o incluso en zonas más viradas, como un puerto de montaña.

En esas circunstancias destaca el dinamismo con que se desenvuelve, con una agilidad y estabilidad meritorias teniendo en cuenta sus dimensiones y peso (280 kilos). Pero en las curvas parece 50 kilos más ligera por su equilibrio, buen reparto de pesos y la eficacia de la suspensión. Y sorprende por la facilidad con que traza cualquier tipo de curva, por cerrada que sea.

Mejor carenado y luces

La aerodinámica y la protección del carenado son otros aspectos mejorados. El nuevo diseño del frontal permite viajar a alta velocidad en autopista sin que se noten detrás de la pantalla las turbulencias y corrientes de aire. Y reduce el ruido aerodinámico para ofrecer una conducción aún más agradable y silenciosa.

También adopta una nueva iluminación inteligente que mantiene siempre el haz de luz paralelo al suelo, abarcando toda la anchura de la carretera. Y en la práctica resulta más eficaz que otros sistemas de iluminación asistida en curva, que lo compensan encendiendo unos focos laterales al iniciar el viraje.

Equipamiento a capricho

Como es habitual, BMW ofrece muchas opciones de equipamiento a sus clientes, tanto para la moto como para el motorista, aunque la mayoría son caras. La R 1250 RT viene de serie con tres modos de conducción (Road, Rain y Eco), y como extra se puede añadir un cuarto (Dynamic) que permite regular parámetros del control de tracción, los frenos ABS, el sistema antirrebote, el cambio semiautomático y otros elementos.

En cuanto a conectividad, incorpora también de serie el sistema propio de la marca bávara, que se puede vincular con el teléfono del conductor y guardarlo en un compartimento estanco y climatizado que lleva integrada una superficie para cargar el móvil sin cables, por inducción, y una toma USB. Y entre otros equipos opcionales destaca un nuevo sistema de audio 2.0, que recoge nuevos altavoces y proporciona una experiencia de sonido de gran calidad.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no