Motos

C-Evolution, la eléctrica de BMW

C-Evolution, la eléctrica de BMW

No es ningún secreto que los fabricantes muestran un claro interés por la energía eléctrica. Hace unos años que los alemanes de BMW presentaron sus primeros modelos con formas muy futuristas. Los denominó Concept E Scooter. Ahora, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Londres, en los que la marca fue proveedora oficial, ha mostrado un nuevo prototipo de su futuro scooter. Se prevé que el C-Evolution salga al mercado en 2014.

Estas son sus principales y sorprendentes características:

El motor eléctrico es innovador, va montado en el basculante muy cerca del eje, por lo que tiene muy pocas oscilaciones cuando trabaja la suspensión trasera. La refrigeración es por agua y la transmisión final, por medio de una correa dentada y piñón planetario.

El rendimiento duradero es de 11 kW (homologación según ECE R85) y declara una potencia máxima de 35 kW. Está limitado a una velocidad punta de 120 km/h y garantiza una autonomía mínima de 100 kilómetros.

La batería es de alto voltaje y gran capacidad (8 kWh) de la marca Samsung, con un innovador procedimiento de refrigeración por aire y un sistema inteligente de recuperación de energía durante las fases de deceleración y frenado. Cuando están totalmente agotadas, se recarga en unas tres horas, pero la experiencia ha demostrado que casi nunca se suelen agotar del todo, por lo que este tiempo puede ser menor.

El bastidor de la moto es combinado. Por una parte lo forman un entramado de tubos en la parte delantera que sujetan la horquilla de la suspensión y la dirección y otro entramado posterior para el asiento de piloto y pasajero. Ambos se atornillan a un robusto cajón central de aluminio que aloja las baterías. Se consigue un centro de gravedad muy bajo que proporciona una grata sensación de maniobrabilidad, agilidad y buena estabilidad. El peso es más o menos parecido al del scooter de gasolina de la marca, el 650 GT, unos 260 kilos.

El sistema de frenos es como el de sus hermanos: tres discos de muy buen rendimiento y equipado con ABS. Además, la acción de recargar las baterías al frenar también actúa como detención del motor.

Los neumáticos Metzeler Feel­green tienen un diseño especial para este modelo, ofrecen muy poca resistencia a la rodadura sin perder el agarre y transmiten muy buen tacto en carreteras con curvas o mojadas. El tablero de instrumentos tipo TFT, en combinación con luz de conducción diurna led, es todavía algo provisional, pero muy completo. Es una tableta que anuncia –además de velocidad, reloj o kilómetros– el nivel de voltaje y el porcentaje de carga.

Rodar sobre una moto eléctrica en estos tiempos sigue siendo algo especial. Su silencio, su ausencia total de vibraciones y su aceleración instantánea, no deja de sorprender. Y es que esta C-Evolution todavía lo hace más y mejor que el resto de scooter eléctricos que se comercializan actualmente, y eso que es solo un prototipo.

Su ergonomía es prácticamente idéntica a la del modelo GT, con la pantalla algo más baja y más ancha, aunque su estilo recuerda más al modelo Sport. Nada más abrir el gas acelera con suavidad, constancia y energía. Parece una moto de más de 500.

La opinión es que se trata de un gran vehículo que, cuando se comercialice, además ganará en autonomía. El C-Evolution no será solo un vehículo ciudadano, sino que puede dar mucho más juego y presentarse como una opción de movilidad mucho más completa e interesante.

Esta historia de las motos eléctricas se está empezando a escribir y su conexión con el mundo del automóvil será un favorable factor para su evolución. BMW está haciendo un gran esfuerzo en investigación y desarrollo y muchos de estos esfuerzos se centran en optimizar y contener costes para que el C-Evolution pueda ser competitivo en el mercado de 2014. Seguro que lo conseguirán.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no