Motos

Nunca robes una moto

Te hemos avisado, si aun así lo haces, ten en cuenta que te puede pasar esto (y dicho sea de paso, te estará más que bien merecido).

Nunca robes una moto

Nunca sabes a quien tienes en frente. Las apariencias engañan y bien puede ser una persona tranquila, bien puede ser alguien con malas pulgas. Por eso, si te dedicas a robar (que ya te vale), te expones a las más variopintas situaciones. Aquí tenéis un claro ejemplo de lo que le pasa a un ladrón cuando roba la moto que no debe. Ajo y agua, amigo.






Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no