Supercoches

El Aston Martin Vanquish S se descapota

El que posiblemente sea el último Aston Martin atmosférico estrena variante Volante con bloque V12 de 600 CV.

Aston Martin Vanquish S Volante

La misma belleza en formato roadster.

El pasado mes de noviembre se dio a conocer el Aston Martin Vanquish S, una oda a los motores V12 atmosféricos de la que ya sabíamos que habría una versión descapotable, pero no ha sido hasta ahora cuando el fabricante británico la ha sacado a la luz: el Vanquish S Volante.

La única diferencia es la desaparición del techo duro (que se sustituye por una capota de lona) y que debería suponer un aumento de peso respecto al cupé, que marca 1.739 kilos sobre la balanza, aunque la marca no todavía no lo ha desvelado. Esto, a su vez, repercutirá en las prestaciones que, aún sin conocerse, serán algo peores que las del modelo de carrocería cerrada, que hace el 0-100 km/h en 3,5 segundos y alcanza los 323 km/h de velocidad máxima.

Aston Martin Vanquish S Volante

El Vanquish S Volante también comparte con su hermano el kit de carrocería de fibra de carbono que forman el splitter delantero y el agresivo difusor trasero, y que mejora su aerodinámica. Ponen la guinda estética unas llantas bitono de 20 pulgadas.

Bajo el capó aparece un motor atmosférico 6.0 V12 de 600 CV de potencia y 630 Nm de par, asociado a una caja de cambios automática Tiptronic III de ocho velocidades. Entre los extras mecánicos con los que cuenta se encuentran unos frenos carbocerámicos de 398 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 360 mm en las traseras, mordidos por pinzas de seis y cuatro pistones respectivamente; y una suspensión adaptativa con tres tipos de tarado distintos.

Aston Martin Vanquish S Volante

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no