Supercoches

BMW Serie 8 Concept: un gran cupé de lujo pero también deportivo

La versión de producción llegará en 2018 y “aunará la dinámica de gran precisión y el lujo moderno, y establecerá nuevos niveles de calidad en el segmento”.

BMW Serie 8 Concept

Deportividad y elegancia unidas de la mano.

El Concorso d’Elleganza Villa d’Este ha sido el lugar elegido por BMW para presentar el Serie 8 Concept, algo totalmente lógico ya que el todavía prototipo de BMW representa un gran cupé que aúna deportividad, lujo y estilo. No habrá que esperar mucho para conocer la versión definitiva (se pondrá a la venta en 2018), que, aunque mantendrá las líneas generales, sería normal ver un diseño final algo más comedido.

Sus proporciones elegantes se han llevado hasta el extremo, con una aerodinámica muy trabajada y un diseño que capaz de hacer girar cabezas allá donde esté. Lo más llamativo es el frontal, muy ancho y bajo, con la característica parrilla de un tamaño mayor al habitual: unos afilados faros que se alargan hasta los pasos de rueda, el paragolpes de fibra de carbono y dos enormes entradas de aire potencian su agresividad.

La posición del conjunto lleva a la presencia de un larguísimo capó, bastante musculoso, que se integra a la perfección en la silueta del modelo junto al techo y su pronunciada caída. Los faldones laterales acogen las salidas de aire para ventilar las ruedas delanteras, de 21 pulgadas, las puertas no tienen tiradores visibles y los retrovisores son de corte minimalista.

La zaga del BMW Serie 8 Concept es otro de los puntos más destacables, con unos pasos de rueda claramente ensanchados, un diseño esculpido que emplea una alerón integrado, dos enormes salidas de aire y un difusor bastante recogido que recibe dos escapes de corte trapezoidal.

El habitáculo tiene capacidad para cuatro personas y, según BMW, “se centra en lo esencial: la tarea de conducir”. Tras el volante achatado el cuadro de instrumentos digital es personalizable, la consola central está ligeramente orientada hacia el conductor y se dan la mano materiales de gran calidad como la fibra de carbono, aluminio pulido y varios tipos de cuero.  Un curioso detalle es que la palanca de cambios está hecha de cristal Swarovski.

Entre los muchos detalles que la marca aún debe desvelar sobre el modelo de producción se encuentra su oferta mecánica, que obviamente apuntará a los propulsores más prestacionales de la gama BMW, acordes con la filosofía del producto.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no