Supercoches

El nuevo Maserati Quattroporte corre más pero gasta menos

La berlina italiana se pone al día con una carrocería más aerodinámica que mejora sus prestaciones y sus consumos.

Maserati Quattroporte

Los cambios visuales repercuten en un mejor coeficiente aerodinámico y un mayor rendimiento.

Maserati actualiza el Quattroporte, su berlina de representación, con un diseño más eficiente que mejora la aerodinámica y ayuda a los motores a optimizar su rendimiento. La versión 2016 del turismo de lujo italiano llegará en julio, con precios desde 109.900 euros, y compite con modelos similares como los BMW Serie 7, Jaguar XJ y Porsche Panamera, aunque es más grande que todos ellos: 5,26 metros de longitud.

La renovación del Maserati Quattropote es principalmente estética, aunque los cambios de la carrocería aportan también mejoras funcionales. El Cx (coeficiente aerodinámico) baja de 0,31 a 0,28 y, así, las tres variantes disponibles desarrollan prestaciones superiores: el Diésel (275 CV), sube de 250 a 252 km/h; el S (411 CV), de 283 a 286 km/h, y el GTS (530 CV), de 307 a 310 km/h. Pero la reducción del gasto medio es más llamativa y ronda el litro de ahorro en los modelos de gasolina: el GTS baja de 11,8 litros a 10,7, y el S, de 10,4 a 9,5. En el de gasóleo, en cambio, no varía: 6,2 litros.

La gama recoge también una versión S Q4, que incluye tracción 4×4, y dos nuevos acabados, los GranLusso y GranSport, que ofrecen una imagen más lujosa y más deportiva, respectivamente. La actualización se completa con equipamientos como asientos de ergonomía mejorada y un nuevo sistema de conectividad con pantalla táctil y compatibilidad con móviles Android e iOS (Apple).

Maserati Quattroporte


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no