Tecnología

El Archer Maker eléctrico vuela por primera vez

El avión de despegue y aterrizaje vertical es capaz de ascender hasta 610 metros, volar a 240 km/h y tiene una autonomía de 96 kilómetros.

Los progresos para llegar al coche volador cada vez están más avanzados, aunque sea en un formato de dron en los conocidos como VTOL (vehículos de despegue y aterrizaje vertical): ahora ha sido el Archer Maker el que ha conseguido llevar a cabo su primer vuelo estacionario con energía eléctrica.

Sí, estacionario, pues se ha tratado de la primera prueba en la que la aeronave solo ha comprobado su capacidad de elevación vertical, que está prevista que llegue a ser hasta 610 metros de altura.

Puede parecer poca cosa, pero hay que ponerlo en contexto puesto que el proyecto de este modelo eléctrico se presentó hace 18 meses, hace seis mostró un primer prototipo y ya ha conseguido llevar a cabo su primer vuelo. La compañía espera tener lista la versión de producción para 2023 y empezar sus ventas en 2024.

El Maker emplea un formato con una cabina que puede recordar a un helicóptero, pero con alas en los laterales, sobre las que se ubican los 12 rotores que son los que le permiten desplazarse.

El sistema es completamente eléctrico y está alimentado por seis paquetes de baterías, creando una redundancia que permite que siga operando incluso si se produce el fallo de dos de los motores.

Cuando el proceso de desarrollo termine, será capaz de alcanzar velocidades de crucero de hasta 240 km/h, aunque su autonomía será de solo 96 kilómetros antes de tener que volver a recargar. Con ese rango podría convertirse en una valiosa solución de movilidad de corto alcance o interurbana.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no