Vídeos

El ‘youtuber’ que reconoce haber ido demasiado lejos

En su canal de YouTube publica vídeos compitiendo contra coches deportivos sobre su Honda CBR 1000 RR.

Su vídeo más popular roza los 27 millones de visualizaciones. Y su canal de YouTube lo siguen 218.000 suscriptores, atraídos por la promesa de retos increíbles y peligrosos en carreteras de todo tipo. Por un lado su moto, una potente Honda CBR 1000 RR, y por otro automóviles deportivos de altas prestaciones, desafiando  cualquier límite para obtener las imágenes más escalofriantes. Es la propuesta de Emre 600rr, un youtuber que en su último vídeo reconoce incluso haber ido demasiado lejos.

‘Cerca de la muerte’ titula este turco anónimo (como su ubicación figura Estados Unidos) su carrera en vías abiertas al tráfico contra un Lamborghini Huracan. Más de cuatro minutos y medio de velocidad desmedida, maniobras alocadas, infracciones de circulación y riesgo para los protagonistas del vídeo y para el resto de quienes circulan por la carretera.

La acción definitiva llega cuando el motorista decide adelantar por el interior de una curva al superdeportivo y calcula mal la trayectoria de su máquina, saliéndose del carril derecho hacia el contrario… justo cuando un automóvil venía de frente. Sólo un milagro evita un accidente que hubiera resultado letal, tanto para el protagonista de la temeridad como para los ocupantes del coche, ya que la Honda circulaba en ese instante a más de 150 km/h (pese a haber logrado reducir la velocidad desde 185 km/h).

El youtuber primero esquiva por centímetros al otro vehículo y a continuación está a punto de caerse por los bandazos incontrolados de la moto, absolutamente desequilibrada por el cambio brusco de trazada que el motorista realiza para evitar la colisión. En su empeño, incluso golpea con su cuerpo el carenado de la Honda, saltando al asfalto una pieza plástica rota por el impacto.

Emre 600rr, lejos de evitar difundir semejante disparate, mantiene en su canal el vídeo en cuestión, que acumula 330.000 reproducciones. Y reconoce sin ningún pudor la temeridad de la maniobra: “Mirad este vídeo hasta el final. Es el error más grande de mi vida, esta vez he estado demasiado cerca y reconozco mi fallo. Pero quiero compartirlo con vosotros porque yo también cometo errores importantes. Así que, por favor, mantened siempre la calma y evitadlo, chicos”. Aunque no deja de aprovechar su notoriedad para publicitar el material con el que realiza sus grabaciones...

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no