¿Por cuánto dinero puedo vender mi coche usado?

Los 10 pasos imprescindibles para poner a la venta un turismo y sacar el máximo beneficio posible.

¿Por cuánto dinero puedo vender mi coche usado?

En España se venden al año casi dos millones de coches usados.

Durante el año pasado se vendieron en España 1.941.073 coches usados (un 12,6% más que en 2015), según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), frente a algo más de un millón de vehículos nuevos vendidos (1.153.654).

Los conductores siguen interesados en los coches de segunda mano, como demuestra el hecho de que el 74% de los vehículos transferidos en 2016 tenía más de cinco años. Si tú te encuentras en la otra parte, entre aquellos que quieren sacar algo por su viejo turismo, esta es una guía para hacer las cosas de la mejor manera posible: diez pasos para vender los coches usados correctamente.

1. Calcula el precio de venta

El primer paso, probablemente, sea decidir cuánto se quiere obtener por el vehículo. Aparte de ser una decisión personal (influyen la necesidad y la urgencia de ingresar más o menos dinero), el precio lo determinan factores como la edad, el kilometraje, el estado de conservación…

Se dice, generalmente, que un coche pierde en un año el 15% de su valor, y que en dos años ya vale la mitad que cuando era nuevo. Sin embargo, esta regla no sirve para todos los coches de segunda mano porque los de algunas marcas se devalúan más que otros y, en general, los coches de gasolina pierden más valor.

Para hacerse una idea bastante aproximada, conviene consultar varias de las numerosas páginas web que tasan los vehículos en unos segundos, como Compramostucoche.es o Canalcar. Se trata de herramientas que tienen en cuenta el modelo, la matrícula y, como mucho, el kilometraje o el equipamiento extra. No son exactos, pero sirven para hacerse una idea.

También resulta útil ver cuánto piden otros por un modelo similar al tuyo. Esa tarea la facilita la web Valorarmicoche, por ejemplo, que ofrece su tasación en función de la realidad del mercado.

2. Prepara la documentación

Para vender un coche, este tiene que tener los papeles en regla. Asegúrate de que el seguro está pagado y la ITV pasada, y que dispones del permiso de circulación, en el que figuran los datos técnicos del vehículo y los datos de su propietario. También tienes que tener la tarjeta de la ITV y el recibo del impuesto de circulación. Esto resulta imprescindible, ya que se trata de la documentación que debes entregar al nuevo propietario.

3. Demuestra que el vehículo está bien

Un propietario sabe mejor que nadie cómo está su coche, pero tiene que demostrarlo. Conviene tener actualizado el libro de mantenimiento, que certifica que se han realizado las revisiones preventivas básicas (cambios de aceite, de batería, de correa de distribución…). Cuanta más documentación puedas aportar al respecto (y cuanto mejor esté el vehículo), más dinero podrás pedir por él. Será difícil venderlo si el piloto del aceite se enciende…

El coche también debe convencer a primera vista: tiene que estar limpio por dentro y por fuera y sin elementos deteriorados. Los bollos grandes en la chapa o los rotos en la tapicería echan para atrás a cualquier comprador.

4. Pinta el coche

Este es un consejo opcional. Puedes hacerlo, por ejemplo, si tienes un seguro a todo riesgo que te cubre esta operación. Por otra parte, eliminar los arañazos y pintar el coche a veces resulta contraproducente, porque da la impresión de ser una operación de maquillaje que esconde algo negativo.

coches usados

5. Cambia los neumáticos

Si el coche lo necesita, compra unos neumáticos nuevos. Este elemento, aparte de aportar seguridad al posible comprador, sirve para dar una mejor sensación general. Además, puedes encontrarlos por un precio razonable.

6. Decide a quién vas a venderlo

Esta decisión depende fundamentalmente de la urgencia que tengas por el dinero. Según a quién lo vendas, lo harás más rápidamente, pero cobrando menos. Hay tres opciones principales.

• Empresas especializadas multimarca. Lo compran todo. Da igual la marca, el estado del vehículo o si se trata de un deportivo o de un utilitario. “Si necesitas vender el coche hoy, recurre a un profesional”, aconseja José González, cofundador de Valorarmicoche.com. Será rápido, pero también algo más doloroso. “Tienes que conformarte con el precio que te dan, un 25% menor que el precio de mercado, porque estas empresas viven de la necesidad de la gente de vender el coche con rapidez”, añade. Si esta es tu situación, tendrás que visitar a más de uno de estos especialistas para que te hagan una tasación. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, las diferencias entre concesionarios pueden alcanzar los 1.500 euros en coches de más de cinco años.

• Concesionario. Si vas a comprar un coche nuevo, el vehículo viejo te servirá para obtener una rebaja en el concesionario. “Generalmente, la valoración es similar a la que hacen los profesionales de la compra”, considera González.

• Particular. “Si no tienes prisa, lo mejor económicamente es poner un anuncio con el precio de mercado y esperar a que te llamen”, asegura el responsable de Valorarmicoche.com. Sin embargo, la OCU señala algunos riesgos: responderás durante los seis meses posteriores a la compra por vicios ocultos del coche, salvo que pactes lo contrario en el contrato.

7. Anúncialo

Solo si lo vas a vender a un particular, evidentemente. En ese caso, lo mejor es recurrir a las páginas web especializadas, incluir la máxima información posible y añadir buenas fotos del coche, en las que se destaquen los puntos mejor conservados. No se trata de mentir, sino de sacar partido a las virtudes.

8. Di la verdad

Cuando un particular quiera comprar tu coche, necesita conocer muchos detalles. Debes ser sincero porque, a la larga, siempre resulta mejor. No sirve de nada ocultar defectos que pueda descubrir en cuanto pruebe el vehículo o, incluso, después de comprado (podría reclamar a posteriori).

9. Deja probar el coche

Cuando el posible comprador muestre verdadero interés en el vehículo, invítale a probarlo. Lo más recomendable es que conduzcas tú, al menos en la primera prueba, y le muestres la respuesta del coche en diversas situaciones. Si las negociaciones avanzan, valora la conveniencia de dejar conducir al interesado (siempre contigo a bordo, claro).

10. Firma un contrato

En cuanto llegues a un acuerdo, elabora un contrato de compraventa. En él deben constar el los datos de comprador y vendedor (nombre completo, DNI y dirección) y los detalles del vehículo (marca, modelo, matrícula y número de bastidor), y por supuesto el precio de venta. Solo cuando esté firmado debes entregar el coche y todas las copias de las llaves de que dispongas. El contrato deberías hacerlo aunque vendas el coche a un familiar.

(Epílogo: comprobación final)

Confirma que el cambio de titularidad se ha hecho correctamente en Tráfico. Si no lo haces, puedes encontrarte con multas o impuestos que no te corresponden.