Actualidad

10 claves para saber si el ‘renting’ merece la pena

Tener un coche en propiedad, con toda la inversión que supone tanto su compra como su mantenimiento, no siempre sale a cuenta.

renting de coches

Según el tipo de conductor que seas, el 'renting' puede ser la mejor elección.

El gasto medio de un español en la compra de un coche nuevo en 2018, según datos de la Agencia Tributaria, fue de 17.249 euros. A este desembolso hay que añadir lo que supone mantener ese vehículo, una suma generalmente elevada. Un estudio de la aplicación de finanzas personales Fintonic ha valorado la cantidad media de esa inversión (revisiones, reparaciones, seguro, gastos de combustible, peaje ,parking…) en 1.669 euros, 4.069 euros si el vehículo está sujeto a un contrato de financiación. La alternativa es optar por soluciones que no sobrecarguen la economía  y, al mismo tiempo, no resten movilidad ni la comodidad que proporciona tener un coche en la puerta de casa. El renting es una de esas posibles elecciones y sus múltiples ventajas están consiguiendo que cada vez más particulares se sumen a este alquiler a largo plazo.

La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) lleva años observando la buena salud de la que goza este sector; como muestra, los últimos datos de 2019, un año en el que las compañías de renting matricularon más de 300.000 vehículos –lo que supone un 13,14% más que en 2018-, aumentando considerablemente la demanda entre las pymes, los autónomos y los particulares. Si has pensado en pasarte al renting, estas son 10 razones para hacerlo.

Cantidad fija mensual

Durante el tiempo que dure el contrato, todos los meses pagarás la misma cuota, sin sorpresas ni oscilaciones anuales. Esto te permitirá saber exactamente qué presupuesto estarás destinando al año a tener un coche.

Sin cantidad de entrada

No tendrás que entregar ninguna cantidad en concepto de entrada para iniciar el contrato de renting: olvídate de ahorrar durante meses para poder tener un coche.

Sin pedir financiación

El renting es un alquiler a medio/largo plazo, por lo que solo tendrás que preocuparte de abonar la cuota mensual: no dependerás de que ninguna entidad bancaria te apruebe un crédito.

Todo está incluido

Despreocúpate de los gastos imprevistos que puedan surgir con el coche: la cuota incluye todo lo que necesitas, como el seguro a todo riesgo (generalmente con franquicia), el mantenimiento y las reparaciones en talleres oficiales y concertados. También es posible añadir otras partidas como, por ejemplo, la sustitución de los neumáticos.

Olvídate de las gestiones

Pasar la ITV, acudir a las revisiones de mantenimiento, abonar el impuesto de circulación… Bajo el paraguas del renting no tendrás que estar pendiente de todas estas tareas y no tendrás que pagarlas.

Estrena coche con regularidad

Si te gusta cambiar de coche con frecuencia, el renting es la alternativa más cómoda. La duración media de un contrato se sitúa en los cuatro años, por lo que podrás cambiar de vehículo regularmente.

El modelo que necesites

¿Tu familia ha cambiado de tamaño  y ahora necesitas un coche con más o menos plazas? ¿Necesitas ajustarte al protocolo de contaminación de tu ciudad y circular con otro tipo de vehículo? ¿Te apetece darte un capricho y conducir un descapotable una temporada? El renting ofrece vehículos para todo tipo de conductores, necesidades y gustos.

Tecnología, seguridad y sostenibilidad

Si te apasiona la tecnología aplicada al automóvil, quieres beneficiarte de los últimos avances en seguridad o apuestas por la sostenibilidad, el renting te permite tener a tu disposición los últimos modelos del mercado, de todas las marcas y equipados como a ti te gusten.

Sin preocuparte por las devaluaciones

Un coche se devalúa rápidamente, por lo que si lo quieres vender al poco tiempo de haberlo comprado no recuperarás (ni mucho menos) lo que has pagado por él. En el renting esta variable no está contemplada, ya que el coche no es de tu propiedad, con lo que las preocupaciones desaparecen.

Servicios extras

En un contrato de renting puedes incluir cualquier partida que necesites, que se sumará a la cuota mensual. Puedes añadir un coche de sustitución, un sistema de telepeaje, la gestión y recurso de multas o una tarjeta para pagar el carburante.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no