Actualidad

BMW renueva su ‘roadster’

El Z4 introduce un nuevo propulsor de cuatro cilindros y un diseño actualizado

BMW renueva su ‘roadster’

Roadster y BMW son dos palabras que siempre han casado bien juntas. Ha sido una de las especialidades de la casa, un formato para entendidos que siempre ha dado satisfacciones, ya que la firma de Múnich ha sabido unir como nadie el carácter deportivo de su mecánica con un concepto en el que el disfrute a velocidades normales también fuera extraordinario. Y es que realmente este es el ADN que BMW imprime a todos sus coches: excelentes para conducir cuando viajas solo por una carretera capaz de extraer la quintaesencia de sus cualidades, pero que permitan un uso “normal” en el día a día.

El Z4 es un producto clave para la marca. No podemos olvidar que la ahora importantísima fábrica americana de BMW, donde se producen todos los X5, X6 y X3, se estrenó con el antecesor de este Z4, el primer Z3 de cuatro cilindros.




Interior del nuevo BMW Z4.




Tras una primera generación Z4 con versiones roadster y cupé diseñadas por el controvertido Chris Bangle, esta última generación lanzada en 2009 captó el aplauso general del público por su diseño. Su techo metálico es sin duda más práctico, aunque muchos empiezan a verle algunos defectos de glamour a este sistema en los coches más lúdicos. Supu so más peso pero el confort acústico y térmico mejoró notablemente, y el espíritu deportivo quedó intacto. Tras cuatro años de éxito llega la clásica renovación en mitad de su vida comercial.




El nuevo BMW Z4.




Para ello BMW ha decidido acercar un poco más el Z4 a sus potenciales clientes, con la introducción de un nuevo propulsor de cuatro cilindros. Hay dos motivos clave en esta decisión. El primero, las normas anticontaminación que cada vez aprietan más y por las que cada marca debe bajar el promedio de emisiones de su modelos. El segundo motivo es que casi todos los motores de cuatro cilindros actuales, precisamente por estas normas, equipan turbocompresor, y BMW, que ya aprendió a amaestrar esta técnica en la fórmula 1 de los años ochenta, cuenta con una gama de 4 cilindros de brillante rendimiento. Así que a la familia Z4 se suma un nuevo componente de dos litros. Ya se vendían los 20i (184 CV) y 28i (245 CV), y ahora llega el nuevo sDrive 18i de 156 CV, que sirven para rozar los 220 km/h y bajar de 8 segundos en el 0 a 100 km/h. Estas cifras, sin ser espectaculares, tampoco son “de paseo”, y la gran mayoría estarán más que satisfechos con el rendimiento de este motor. Para los que quieran más, los seis cilindros seguirán impulsando las ruedas traseras del Z4 con potencias de 306 o 340 CV, esto último en el caso del sDrive 35iS, que lo convierten en casi un modelo de la gama M más deportiva.

El diseño se ha actualizado. Los faros estrenan una nueva disposición de luces con aros diurnos en blanco y cejas superiores muy atractivas. La gama de llantas está inspirada en el M6, y tanto delante como detrás los paragolpes tienen un diseño más moderno. La gama de colores también se amplía, con la entrada entre otros del Valencia Orange. En el interior los cambios se centran en la nueva pantalla de la consola central, de un tamaño más grande, y en retoques de diseño que se introducen en el habitáculo para crear un conjunto de gran atractivo. Tapizados y líneas de equipamiento se asemejan a los estrenados en los Serie 1 y Serie 3.

Con todas estas mejoras y con un precio que promete acercarse más a los clientes más jóvenes, el Z4 llegará a los concesionarios en el mes de marzo, justo cuando los primeros rayos de sol de la primavera nos hagan pensar en lo bien que se vive dentro de un descapotable.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no