Cerco al consumo

El Polo 2014 estrena una completa gama de motores tricilíndricos, de gasolina y diésel, con gastos mínimos: desde 3,1 litros

Hace una década que el término downsizing empezó a sonar en el mundo del automóvil y hoy se ha convertido ya en algo más que habitual. El palabro invitaba a bajar la cilindrada de los motores para reducir el consumo, pero aplicando al mismo tiempo un turbo para no perder prestaciones. Desde entonces, la mayoría de fabricantes exclusivos han abandonado sus grandes propulsores V10 y V12 (10 y 12 cilindros) en favor de otros V8 y V6, casi siempre con turbo. Y las marcas populares han hecho lo mismo en el extremo inferior, conteniendo sus mecánicas de cuatro cilindros e incluso dejándolas en solo tres. VW fue una de las marcas pioneras en ofrecer motores “jibarizados” de cuatro cilindros y ahora profundiza en la tendencia bajando a los tres cilindros. El nuevo Polo 2014, la versión renovada de su utilitario, refleja el cambio y estrena una variada gama tricilíndrica con gastos mínimos: desde solo 3,1 litros.








Por dentro cambian volante, relojes y consola, y la imagen acerca al Golf.




El Polo actualizado ya está a la venta desde 12.980 euros (sin descuentos ni PIVE) y, aparte de la nueva paleta mecánica, ofrece retoques cosméticos en la carrocería y el interior, así como equipamientos más completos. Entre otras cosas, ahora puede incluir avances como suspensión electrónica y control de velocidad inteligente con radar antichoque.

En la mecánica, los motores 1.6 TDi dejan paso a unos nuevos 1.4 TDi de tres cilindros con 75 y 90 CV (3,4 litros de gasto medio). Y se anuncia una versión Bluemotion de bajo consumo (75 CV y 3,1 litros) y otra superior de 105 CV. En gasolina llegan los 1.0 tricilíndricos del urbanita Up!, con 60 y 75 CV (4,7 y 4,8 litros), y también un 1.0 TSi turbo de 95 CV (4,1 litros). Además, el actual 1.2 TSi, de cuatro cilindros, sube a 90 y 110 CV (4,7 y 4,8 litros). La oferta se completa con los motores 1.4 TSi, que distinguen a las versiones BlueGT de 150 CV —con desconexión de cilindros para gastar menos, solo 4,8 litros— y un nuevo GTi que gana potencia y pasa de 180 a 192 CV. Todos vienen de serie con Start&stop y las versiones 1.2 y 1.4 TSi, y 1.4 TDi (salvo el 75 CV), podrán equipar el cambio automático DSG de siete marchas, que refuerza la eficiencia.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Autopía: historia de la automoción en un entorno idílico
Neumáticos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no