Actualidad

El Citroën Berlingo y su concepto polivalente cumplen veinte años

El popular modelo estrenó una filosofía de doble utilidad que se impuso después en el segmento de los comerciales.

Citroën Berlingo

Hace 20 años inauguró un nuevo concepto de doble funcionalidad.

A lo largo de la historia del automóvil han sido muchos los modelos y las versiones de todo tipo que han ido apareciendo. Pero han sido bastante menos las creaciones de nichos o segmentos para los que se han tenido que crear nuevas definiciones. Es el caso de la aportación de Citroën con el Berlingo. Hasta 1996 los vehículos de uso comercial pequeños eran derivados de los turismos y configurados para fines laborales. Con el Citroën Berlingo aparece un nuevo concepto de uso polivalente, de manera que de lunes a viernes su función era profesional y el fin de semana para el esparcimiento de la familia. Había que dotarlo de las prestaciones propias del trabajo, pero con espacio y modularidad adecuadas para el ocio. “Para el paseíllo y la faena” rezaba el eslogan de su lanzamiento.

Pues bien, esa criatura que se presentó en el Salón de París de aquel año se ha hecho mayor, ha cumplido veinte años y lo celebra con el lanzamiento de una versión especial que se acerca al universo de los SUV con una suspensión sobreelevada, barras de techo y protecciones bajo el motor y en la carrocería, además de contar con ayuda al estacionamiento y cámara de visión trasera. Todo ello de serie y con prestaciones optativas como el navegador de pantalla táctil. En cuanto a las motorizaciones, el citroën Berlingo se equipa con las tres tradicionales: dos diésel de 100 y 120 CV, y un gasolina PureTech de 110 CV.

Atrás quedan las remodelaciones que lo han ido adaptando al paso del tiempo con importantes innovaciones ya en su niñez, 2002, tanto de diseño como mejoras de confort gracias a la llegada del multiplexado. En 2008 dio un tirón importante (24 centímetros de largo y 12 de ancho) y se benefició de los ejes y suspensiones de otro miembro de la familia, el C4 Picasso. Superó la adolescencia en 2012 con importantes cambios de diseño, seguridad y eficiencia. Tres años más tarde incluso se hizo eléctrico.

Todo ello le ha permitido mantenerse en el liderato de las ventas en doce de sus veinte años de vida, en los que se han fabricado 2.450.801 unidades en la planta de Vigo. El año pasado salieron de esa factoría 117.481 vehículos de ese modelo, de los que más del 92% se destinaron a la exportación.

Una proporción semejante a la del primer cuatrimestre de este año con 45.582 unidades fabricadas de las que se han vendido fuera de España más de 40.000.

Además del Citroën Berlingo, en sus instalaciones de la ciudad pontevedresa, el grupo PSA fabrica otros modelos como los Peugeot Partner y 301, además de los Citroën C4 Picasso y C-Elysée. La producción alcanzada con todos ellos en 2015 fue de 407.100 (1.900 vehículos por día) de los que se destinaron a la exportación el 91%.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no