Actualidad

Los 10 coches que más se roban en España

Seat Ibiza, Seat León, Volkswagen Golf y Citroën C4 son los modelos más sustraídos, generalmente por bandas organizadas y para ser vendidos a Europa del Este.

coches más robados

La mayoría de los vehículos robados en España acaba en los países del Este.

Un Seat Ibiza, un Seat León, un Volkswagen Golf o un Citroën C4 son para disfrutar y para preocuparse. Sin exagerar pero sin descuidos, porque resulta que son los coches más robados en España, por ese orden y con notable diferencia de los dos primeros sobre el resto. Las precauciones que se tomen para defenderlos del hurto han de ser siempre las máximas.

La recomendación general y los datos provienen del estudio anual que elabora Techco Security, compañía especializada en soluciones tecnológicas de seguridad. El informe analiza las cifras de todas las alertas por robo de coches registradas en su Centro de Operaciones Remotas (SOC, por sus siglas en inglés) en España durante 2017, y a partir de esos datos se llega a una conclusión: los modelos de gama media son los más atractivos para los ladrones, ya sean individuos o bandas criminales organizadas.

El coordinador general del SOC de Techco Security, Rafael Ruiz, expone la razón principal: “La gran demanda de estos modelos en los países de Europa del Este, donde se valora especialmente su diseño, motiva su robo”. No es la única causa, obviamente: aparte de vender el vehículo en otros mercados, los autores de las sustracciones pueden usarlos para atracos o alunizajes o para desmontarlos y comerciar con las piezas. En cualquier caso, los coches robados en España suelen acabar en Europa del Este y en el norte de África.

Las provincias con más casos registrados son, según los autores del estudio, Madrid (34%), Barcelona (15%), Sevilla (8%) y Málaga (7%).  En cuanto a la escena del delito, el 90% de las sustracciones se llevan a cabo en parkings públicos o en la propia calle, y el 7% al repostar combustible y estacionar el vehículo para hacer gestiones cotidianas. El 3% restante se produjo mediante el uso de la fuerza o la intimidación.

Techco Security explica que los delincuentes utilizan principalmente dos métodos para abrir la puerta: un capturador o escáner de radiofrecuencia, con el que logran descifrar el código de desbloqueo de la llave del vehículo, o un rompebombines para forzar la puerta.

Para arrancar el vehículo, los ladrones suelen decantarse también por otros dos sistemas: por un lado, pueden conectar una máquina a la toma OBD del vehículo (On Board Diagnostics, presente en la mayoría de coches fabricados en la última década, más o menos) para programar una nueva llave; por otra parte, también ponen en marcha el coche cambiando la centralita por otra pirateada.

Para completar el  robo, se suele utilizar un inhibidor de señal GSM (sistema global para las comunicaciones móviles) con el que impiden que el vehículo se comunique con la central de alarmas para indicar la posición del coche.

En caso de no disponer de esos inhibidores, una vez robado el vehículo, los delincuentes dejan el coche aparcado durante varios días en lugares transitados hasta asegurarse de que no ha sido rastreado o localizado por las fuerzas de seguridad.

PRECAUCIONES

España es uno de los países europeos donde más vehículos se roban, y aunque las cifras van disminuyendo progresivamente, los conductores deben estar alerta. Techco Security ofrece unos consejos para evitar el robo de vehículos:

1. Una sencilla técnica antirrobo consiste en grabar la matrícula o el número de bastidor en las lunas del vehículo; esto disuade a los ladrones que tengan pensado cambiar las placas de matrícula.
2. Si se estaciona en un parking, hay que procurar dejarlo lo más cerca posible de la garita del vigilante o en el ángulo de visión de una cámara de seguridad. Y no dejar jamás el ticket del parking en el interior del vehículo, ya que esto facilitaría que el ladrón sacara el coche sin que nadie pudiera sospechar.
3. Se debe circular siempre con las ventanillas del vehículo subidas y las puertas bloqueadas, sobre todo por zonas urbanas y especialmente en los semáforos.
4. Al salir del vehículo debemos quitar las llaves del contacto, bloquear la dirección y cerrar el coche, aunque se trate de un tiempo mínimo.
5. En lugares de gran afluencia conviene cerrar siempre el coche con la llave, no utilizar el mando a distancia. Así los ladrones no podrán copiar el código del mando para abrir el coche.
6. No hay que dejar aparcado el vehículo demasiados días en un mismo lugar ni guardar los papeles en el coche.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no