La elección de un coche depende del presupuesto de cada comprador, de la fiabilidad, de la seguridad que transmite, del consumo, del diseño… Y también es cuestión de sexo. La decisión cambia notablemente si quien la va a tomar es un hombre o por el contrario se trata de una mujer. A esta conclusión ha llegado el comparador de talleres Autingo tras realizar un estudio que desvela cuáles son los turismos favoritos de ellas y ellos.

La plataforma, dedicada a calcular y comparar el presupuesto de las reparaciones de vehículos, ha analizado los datos de más de 900.000 usuarios de la web, de los que se extrae una primera idea. “Ellos se decantan por los coches más familiares, sin dejar de lado los urbanos, y en ambos casos tienen muy en cuenta la marca y el equipamiento tecnológico. Ellas se fijan más en el diseño, así como en la utilidad y practicidad”, resume Diego Renedo, director de Operaciones y socio fundador de Autingo.

También hay diferencias en cuanto a las marcas preferidas, según se desprende de los datos de este estudio. Entre los usuarios del portal, los hombres son muy fieles a Renault, Opel y Citröen, que son en este orden sus tres fabricantes de referencia. En cambio, el público femenino se deja conquistar por las propuestas de Honda, Peugeot y Seat.

El estudio señala también cuáles son los modelos favoritos de conductores y conductoras, pero en este caso los datos están condicionados por las propias características del análisis. Al tratarse de datos obtenidos de las consultas de los usuarios, los modelos que aparecen mencionados son en general antiguos, como el parque automovilístico español. Los propietarios de vehículos nuevos, por lo general, no consultan plataformas comparadoras como esta porque sus coches están en garantía y recurren al servicio oficial.

De ahí que los modelos predominantes entre el público masculino sean el Renault Kangoo y el Renault Megane II Scenic, habituales entre los padres de familia. A estos se suman otros modelos como el Opel Vectra y el Citröen C4. Por el lado contrario, entre las conductoras arrasan modelos como el Seat Ibiza, que lidera en ventas en este sector de la población, seguido de los Honda Accord y Civic y de uno de los clásico de los turismos del segmento C: el Peugeot 307.

Independientemente de si se es hombre o mujer, lo cierto es que encontrar el vehículo adecuado para cada uno es un proceso tedioso y complicado. Por ello, Autingo da una serie de consejos prácticos para acertar a la hora de dar con el coche perfecto y no morir en el intento.

1. Tener claro qué se está buscando: el mercado está lleno de opciones y hacerse un lío entre tanta oferta es muy habitual. Por ello conviene saber cuáles son las necesidades actuales y delimitar si lo que buscamos es un coche familiar, un todoterreno o un urbano; si queremos un coche eléctrico o de combustible; gasolina o diésel, etc. Esto ahorrará mucho tiempo, pues se acota la búsqueda centrándose únicamente en aquellos vehículos que se adaptan a los requerimientos.

2. Estudiar las diferentes marcas. Una vez tomada la primera decisión conviene comparar los modelos de las diferentes marcas. Así se pueden encontrar opciones muy similares entre sí pero más económicas, e incluso aparecerán modelos en los que no se había pensado en un primer momento.

3. Elegir dónde comprarlos. Los concesionarios no pertenecen a las marcas y son independientes los unos de los otros. Una vez que se tenga claro qué modelo y marca se está buscando, la mejor idea, si se puede, es solicitar presupuesto para el mismo coche en diferentes concesionarios.

4. Probar el vehículo. La mayoría de los concesionarios permiten a sus clientes probar el coche antes de tomar una decisión. Hacer esto servirá para saber si ese modelo es realmente lo que buscaba, sentir de primera mano cómo es la conducción y si se siente o no cómodo en él.

5. No siempre el último modelo es la mejor opción. Es normal que al llegar al concesionario con una idea se acuda directamente a lo último que la marca ha lanzado al mercado. Pero siempre conviene solicitar información sobre el modelo anterior para saber si compensa. A veces las nuevas versiones equipan algunas novedades que no son relevantes y por las que elevan el precio final. Otra buena idea es aprovechar la renovación de un modelo para comprar la versión anterior: los concesionarios tendrán unidades de las que querrán desprenderse y los precios serán muy atractivos.

6. La financiación: Siempre que se pueda, la mejor opción es pagar al contado porque se evitan los intereses de la financiación. Pero es cierto que no es lo habitual, y también es verdad que muchas marcas y concesionarios tienen múltiples opciones de financiación con los que ofrecen descuentos o regalos de mantenimiento o extras del coche. En ese caso hay que analizar muy bien las condiciones y comparar diferentes planes para ver qué y cuál compensa más.