Actualidad

Cómo ahorrar tiempo y ganar kilómetros al repostar

Un carburante de calidad favorece repostajes más rápidos y limpios y permite aprovechar mejor la capacidad del depósito, alargando así la autonomía del vehículo.

gasolina

Llegan las vacaciones y para muchos es la hora de emprender el viaje más largo del año. Los productos de calidad desarrollados con tecnologías de última generación ayudarán a ganar tiempo en el día a día y también durante los trayectos largos por carretera.

A veces, repostar en el surtidor no resulta tan rápido como debiera. El suministro de la manguera se detiene de repente antes de completarse el llenado y salpica carburante. Puede suceder incluso que al final el depósito no termine de llenarse por completo, reduciendo sensiblemente la autonomía del vehículo.

Cuando entra el carburante en los conductos del depósito se produce una espuma que dificulta el llenado. La acumulación de estas burbujas en el tubo de entrada y en el propio depósito forma bolsas de gases que tienen como inconveniente retrasar la operación e impedir que se pueda apurar toda la capacidad disponible. La espuma impedirá la entrada del carburante, provocando salpicaduras y activará el mecanismo de seguridad de la manguera interrumpiendo el suministro.

Y esta formación de espuma será incluso más acusada en el caso del gasóleo, al ser un carburante más denso y en el que se forman burbujas con mayor facilidad. Por eso los coches diésel siempre tardan más en repostar.

Pero estas molestias pueden evitarse usando productos de calidad superior. La fórmula de la gasolina y el gasóleo de la gama Óptima de CEPSA contiene elementos antiespumantes que facilitan un repostaje más rápido y eficaz. Su especial composición minimiza la formación de espuma reduciendo el tiempo de llenado, evita las salpicaduras y previene la aparición de bolsas de aire que resten capacidad al depósito.

motor gasolina

Por ejemplo, en un turismo medio como el Seat León TDI DE 115 CV caben 50 litros en su depósito. Por efecto de la formación de espuma que provoque un llenado incompleto, su capacidad puede disminuir hasta cinco litros. Y como resultado, la autonomía del vehículo se verá reducida alrededor de 100 kilómetros, obligando al conductor a adelantar la siguiente visita al surtidor.

Repostar más rápido, aprovechar mejor el llenado y no desperdiciar carburante. Por eso la especial composición de las gasolinas y gasóleos con tecnología Óptima de CEPSA los hacen superiores a productos convencionales. Además de aportar otras ventajas para la mecánica y la eficiencia del automóvil, ayudan en cada visita a la estación de servicio. El automovilista invertirá menos tiempo en la operación, evitará que el carburante le salpique y alargará la autonomía de su vehículo.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no