Actualidad

Todas las ventajas que aporta repostar un carburante ’premium’

Aumenta la potencia del motor; mejora la combustión y reduce las emisiones; minimiza el mantenimiento y las averías, y hasta ayuda a aprovechar al máximo la capacidad del depósito.

gasolina

Un carburante de calidad evita siempre muchas complicaciones de todo tipo.

Cuando un conductor acude a una estación de servicio a repostar, puede encontrar carburantes de calidad convencional, media y superior o premium, cada uno con su precio. La ley garantiza que todos los carburantes que se comercializan en España reúnan unos estándares mínimos, que se corresponderían con la calidad convencional. Pero no todos los carburantes son iguales ni todas las estaciones surten los mismos productos. Y entonces, la pregunta habitual: ¿merece la pena pagar por el carburante más avanzado? Y la respuesta: siempre (o casi), sí.

Los carburantes premium recogen formulaciones mejoradas y ofrecen múltiples ventajas. Pero incluso en esta categoría, tampoco son todos iguales, aunque lo publiciten. CEPSA, por ejemplo, ofrece en su gama Óptima (la etiqueta que identifica a sus productos más avanzados) una de las gamas con mayor sofisticación técnica del mercado, tanto en gasolina como en diésel.

Y es que son capaces de conseguir muchos beneficios, desde extraer una mayor potencia del motor y reducir las emisiones contaminantes, hasta ahorrar operaciones de mantenimiento y conseguir repostajes más eficaces, que permiten aprovechar al máximo la capacidad del depósito.

Mayor potencia del motor

Según las pruebas llevadas a cabo en centros técnicos certificados e independientes, los carburantes premium de CEPSA consiguen mantener el 100% de la potencia técnicamente disponible en el motor. Los análisis demuestran que, a lo largo del ensayo, la utilización de carburantes convencionales provoca una pérdida gradual de potencia de hasta el 3%. En cambio, con carburantes Óptima la potencia no disminuye y se mantiene en sus máximos.

Los test también confirman que nunca es tarde para dar el salto a los productos de máxima calidad, porque con la formulación mejorada, el motor del ensayo empezó a recuperar la potencia perdida casi al instante y recobró todo el vigor a las pocas horas de funcionamiento.

La calidad del carburante tiene una incidencia directa en la eficiencia de la combustión, lo que a su vez redundará en un mejor estado de los componentes principales (cilindros, válvulas, inyectores, conductos…), y una optimización de las prestaciones, el consumo y hasta la durabilidad general.

Menores emisiones contaminantes

Los carburantes Óptima de CEPSA proporcionan una combustión más eficaz y, por tanto, emisiones más limpias, con menor concentración de carbono, partículas y óxidos de nitrógeno. Y es que la suma de un motor en buena forma y el carburante premium más adecuado da como resultado una combustión más limpia y, finalmente, una disminución de la polución que sale por el escape.Si el motor acumula hollín, por un mantenimiento deficiente o el uso prolongado de productos convencionales, la emisión de carbono y partículas podría dispararse.

precio gasolina

Un buen combustible es vital para la fiabilidad de los motores.

Los coches de gasóleo llevan filtros para atrapar las partículas desde finales de los años noventa (retienen hasta el 98%) y, más recientemente, la inmensa mayoría han incorporado también depósitos de AdBlue, una solución acuosa con urea que se inyecta en el escape para descomponer los NOx (90% de eficacia) y evitar que lleguen a la atmósfera. Al mismo tiempo, los modelos de gasolina más recientes empiezan a integrar filtros de partículas.

Para maximizar la eficacia de estos sistemas, resulta altamente recomendable apostar por el mejor carburante premium, como los Óptima de CEPSA.

Mantenimiento más barato

Cuando un coche empieza a dar tirones al acelerar, a echar humos que antes no salían por el tubo de escape e, incluso, a perder prestaciones al mismo tiempo que su consumo se incrementa, son síntomas de que algo va mal.

Los responsables pueden ser, entre otros, el sistema de alimentación (inyectores, conductos, bomba y/o depósito), que presenta atascos o taponamientos, o los filtros (de aire y carburante) que pueden estar saturados. Pero también podría ser que la combustión ha perdido eficiencia, debido a las impurezas adheridas en las paredes internas del motor, que terminan por afectar al rendimiento energético final.

El fenómeno puede evitarse e incluso revertirse con el uso de un carburante premium como los Óptima de CEPSA, que eliminan esas impurezas y, a la larga, pueden incluso ahorrar operaciones de mantenimiento, porque no habría que realizar una limpieza del sistema de inyección o cambiar el filtro del carburante.

Repostajes más completos

El carburante premium de CEPSA favorece asimismo repostajes más rápidos y permite aprovechar al máximo la capacidad del depósito, alargando así la autonomía del vehículo. Y es que a veces, repostar en el surtidor no resulta tan sencillo como debiera. El suministro de la manguera se detiene de repente, salpica carburante… La clave está en la espuma que se genera al repostar.

Cuando el carburante entra en los conductos del depósito se produce una espuma que dificulta el llenado. La acumulación de estas burbujas en el tubo de entrada y en el propio depósito forma bolsas de gases que tienen como inconveniente retrasar la operación e impedir que se pueda apurar toda la capacidad disponible, pudiendo perder hasta 100 kilómetros de radio de acción.

Sin embargo, en la gama Óptima de CEPSA, la formulación mejorada reduce al mínimo la formación de espuma y ayuda a aprovechar toda la capacidad disponible en el depósito. Pero la mejor prueba es usted: compruébelo en su automóvil y decida.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no