Actualidad

DeLorean volverá a fabricar el coche de ‘Regreso al Futuro’

La compañía quiere poner en el mercado una docena de ellos ya en 2017, respetando al original e incorporando numerosas mejoras, como un motor de 260 CV.  

DeLorean DMC-12

No permitirá viajar en el tiempo, pero si recuperar la nostalgia combinada con tecnologías actuales.

No, esto no es ‘Regreso al Futuro’, nadie se apellida McFly, los robocordones no existen y, por desgracia, no hay aeropatines voladores (aunque Lexus nos ilusionase con su Hoverboard). Sin embargo, si hay algo de la mítica saga ochentera que está de vuelta: el DeLorean DMC-12.

DeLorean Motor Company lleva años vendiendo repuestos del modelo así como restaurando unidades originales, pero ahora ha decidido comenzar a vender DMC-12 nuevos aprovechando la reciente aprobación de la ‘Low Volume Motor Vehicle Manufacturers Act’. Una legislación que permite a pequeños fabricantes producir series cortas de unidades (hasta 325 anuales) sin tener que pasar por los test de homologación, por lo que se abaratan mucho los costes.

La compañía estima que empezarán la fabricación en el segundo trimestre de 2017 y que, al menos durante el primer año, solo construirán doce unidades  para optimizar su desarrollo. Y es que, aunque mantenga su inconfundible estética, el nuevo DeLorean DMC-12 llegará con importantes novedades técnicas.

Para empezar, se ha desestimado el uso del motor original, un 2.8 V6 PRV de origen Volvo y 130 CV, y se instalará un bloque que como mínimo duplique dicha potencia. Todavía no está confirmado cuál será el definitivo, se están barajando dos opciones, ambas en ese rango por encima de los 260 CV.

El propulsor irá asociado a la caja de cambios manual de cinco marchas original, que ha sido conveniente reforzada, el sistema eléctrico (que daba muchos problemas) es totalmente nuevo y las llantas son más grandes para hacer hueco a un sistema de frenos de mayores dimensiones.

Mención especial merece el chasis. El de los años 80 era de acero recubierto con repoxi para evitar la corrosión, pero el material acababa echándose a perder. Por eso a los actuales se les aplicará un tratamiento distinto, más fiable, y más adelante se realizarán reproducciones hechas directamente en acero inoxidable.

Una cuestión importante es el precio, que rondará los 100.000 euros, una cantidad bastante superior a lo que cuesta uno original restaurado (entre 40.000 y 60.000).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no