• 1 / 21

    AC Cobra

    Este deportivo es un híbrido angloestadounidense de los sesenta, donde los británicos aportaron la carrocería y los americanos el motor. Es famosa la adaptación del modelo que hizo Carroll Shelby para competir en el Campeonato Mundial de Marcas de 1964 y 65, y de cuya mordedura es imposible escapar.

  • 2 / 21

    Alfa Romeo Spider

    Este ‘roadster’ diseñado por Pininfarina y ha sido el biplaza descapotable más deseado de entre los clásicos. Su aspecto pequeño, pero rápido y eficaz, además de la posición de los faros y el frontal, le da el aspecto de una araña tipo 'salticus scenicus'.

  • 3 / 21

    Chevrolet Cheetah

    En este caso el ataque de la cobra es superado por la velocidad del guepardo. Y es que, aunque no llegaron a competir, el Cheetah (‘guepardo’) superaba en velocidad a su rival, el Shelby Cobra. Pero no en comodidad, ya que el Cheetah tenía el motor prácticamente dentro del habitáculo.

  • 4 / 21

    Chevrolet Impala

    Comparte nombre con un antílope africano y lleva fabricándose en Estados Unidos desde 1956. Al igual que el herbívoro de la sabana, mantenía una línea bella y ligera en sus primeras versiones.

  • 5 / 21

    Citroën DS Tiburón

    Uno de los iconos de la cultura popular del siglo XX. Fue más conocido en sus primeros modelos como Sapo por sus faros redondos. El sobrenombre de Tiburón no llegó hasta 1968, cuando se integraron los característicos faros ovalados direccionales y le dieron mayor aspecto de escualo.

  • 6 / 21

    Citroën Mehari

    Un mehari es un dromedario doméstico de tamaño mayor que el normal, muy resistente y que pude incluso correr a cierta velocidad. Se han usado mucho como montura en los ejércitos y sirvieron de inspiración para el vehículo más playero que se conoce.

  • 7 / 21

    Datsun Honey Bee

    Esta edición especial del modelo B-210 de la marca japonesa se vendía en amarillo con una raya negra en los faldones laterales. Solo le faltaba zumbar.

  • 8 / 21

    De Tomaso Pantera

    El modelo más conocido de Alejandro de Tomaso es este deportivo de aspecto agresivo y estilo italiano. Algo muy valorado en Estados Unidos en los setenta. Su motor V8 de 330 CV hacía rugir de verdad a esta pantera.

  • 9 / 21

    Fiat Panda

    También fue Seat Panda. Un modelo utilitario que pretendía convencer a usuarios que buscaban más lo práctico, sencillo y barato que lo deportivo. Y un animalito como el oso panda es tan tierno…

  • 10 / 21

    Ford Mustang

    Los mustang o mustangos son una raza de caballos salvajes introducidos en Norteamérica por los conquistadores españoles. Un símbolo de fuerza, libertad y potencia salvaje. Desde luego eso es lo que un Ford Mustang transmite.

  • 11 / 21

    Ford Puma

    O Ford Cougar, en el entorno anglosajón. Se concibió como un pequeño cupé de aspecto ligero y deportivo, al igual que el felino más grande de América. Ahora ha reaparecido con forma de SUV.

  • 12 / 21

    Ford Scorpio

    No queda muy claro si este modelo recibía su nombre de este singular artrópodo o del Zodiaco, y es que este Ford es un modelo grande, con el maletero más amplio de su época y un aspecto más bien familiar que agresivo. Todo lo contrario al dañino escorpión.

  • 13 / 21

    Hyundai Pony

    Con este automóvil los coreanos consiguieron situarse en el mapa del sector mundial de la automoción en los años setenta. Su éxito se basa en que consume poco combustible, igual que un pequeño poni.

  • 14 / 21

    Kia Borrego

    Incluido en la lista de los nombres para coche menos acertados de la historia, este enorme 4x4 tiene un aspecto demasiado voluminoso para ser una oveja.

  • 15 / 21

    Lamborghini Murciélago

    En realidad su nombre no viene por el mamífero volador nocturno, sino por un toro de la ganadería Miura indultado por su bravura y entrega. La marca de deportivos italiana ha dedicado otros nombres de modelos al mundo da la tauromaquia: Islero, Diablo, Gallardo, Espada…

  • 16 / 21

    Mercury Bobcat

    Con un aspecto menos agresivo que otros coches con nombres de felinos, el Bobcat (‘lince’) era un gemelo del Ford Pinto, que también es un nombre de animal, en este caso una raza de caballo.

  • 17 / 21

    Plymouth Barracuda

    Ver una barracuda a través de unas gafas de buceo debía de dar la misma impresión que ver un Plymouth Barracuda a través del espejo retrovisor. Sobre todo si era la versión deportiva apodada ‘Cuda’, que ofrecía una toma de aire del motor encima del capó. Igual que las branquias de una barracuda.

  • 18 / 21

    Porsche Cayman

    Cupé derivado del modelo convertible Boxter. Este caimán asoma sus ojos (faros) por encima del asfalto en busca de una presa a la que adelantar.

  • 19 / 21

    Volkswagen Escarabajo

    Ladybug o Escarabajo es el nombre popular que recibe el Volkswagen Tipo 1 por su peculiar aspecto. Siempre ha sido el modelo de tres ‘B’: bueno, bonito y barato, y por eso es uno de los automóviles del que más unidades se han fabricados en la historia.

  • 20 / 21

    Volkswagen Fox

    Se implantó como el nuevo modelo del segmento A de la marca alemana capaz de corretear ágilmente por la ciudad. También tuvo una versión campera el CrossFox, de escaso impacto.

  • 21 / 21

    Volkswagen Rabbit

    Así se llamaba el modelo Golf de Volkswagen en Estados Unidos. No tenía largas orejas ni daba saltos, pero sus faros redondos y su parrilla frontal le dan cierto aspecto de roedor.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no