Intentar ser el más rápido no tiene límite de categoría, extendiéndose en ocasiones a segmentos y mercados que a priori no tienen nada que ver con la velocidad. Uno de los más curiosos es el de los cortacésped, en el que Honda estableció un primer récord con su Mean Mower, con el que consiguió alcanzar 187,60 km/h. Pero más adelante le arrebataron el título, algo que quiere remediar con una evolución de su máquina.

El Honda Mean Mower V2 tiene como objetivo alcanzar los 240 km/h (150 mph), un incremento sustancial sobre su récord previo para el que los cambios que ha recibido son importantes. Para empezar utiliza el motor de una CBR1000RR Fireblade SP, un bloque 1.0 que entrega 190 CV de potencia y un par máximo de 116 Nm, con la capacidad de subir hasta las 13.000 rpm. Si a esto se suma que pesa solo 69,1 kilos, la relación peso/potencia es impresionante y hace que parezca factible conseguir llegar a la velocidad prevista.

Honda Mean Mower V2

Pero no todo son caballos: el modelo cuenta con otras modificaciones como una caja de cambios de seis relaciones, el sistema de embrague, la centralita y el cuadro de instrumentos de la Fireblade, discos de freno ventilados con pinzas de cuatro pistones delante, neumáticos lisos, volante Sparco…

Además, para que el récord sea oficial, tiene que poder cumplir con su cometido original, así que sigue siendo capaz de cortar el césped gracias a un sistema de cuchillas de carbono.