Actualidad

El pionero cambia de traje

Llega la cuarta generación del Toyota RAV4, primer todoterreno ligero del mercado. Tiene una imagen más contundente, un interior más amplio y gasta un 11% menos. A la venta en abril

El pionero cambia de traje

Nueva imagen, más espacio interior y un funcionamiento más eficiente y refinado. Así es el nuevo Toyota RAV4 que llegará a España a principios de abril. Todavía no tiene precios definitivos, pero serán similares a los del modelo actual: desde 21.000 euros sin incluir descuentos.

Toyota fue la primera marca que lanzó un todoterreno ligero (chasis de turismo, carrocería de 4×4 y transmisión sin reductora). El primer RAV4 salió en 1994 y desde entonces se han vendido 4,5 millones en todo el mundo y 1,2 millones en Europa. El nuevo modelo es la cuarta generación y busca aprovechar el tirón de los todoterrenos compactos (unos 4,5 metros de largo), la única categoría que sigue creciendo en Europa: más de un millón de unidades en 2012, si se incluye Rusia.








Interior del nuevo Toyota RAV4.




El RAV4 compite con modelos como los nuevos Ford Kuga y Mazda CX-5. Mide 4,57 metros de largo, dos centímetros más que el anterior, y es 2,5 más bajo y tres más ancho. El diseño exterior no adopta el lenguaje deportivo del último Auris y recupera el estilo habitual de Toyota, robusto y algo recargado. El frontal mantiene la solidez de los 4<SC199,117>4 y destaca el diseño del capó delantero, que lleva la parte central más baja y los laterales más elevados para integrar los faros. El trazo lateral ascendente dinamiza la línea, pero el portón trasero abusa de la chapa y muestra un aspecto pesado. Y la rueda de repuesto, que antes iba por fuera, ha dejado paso al kit antipinchazos. Así, el conjunto presenta una imagen musculosa y contundente con toques vanguardistas y ofrece una buena aerodinámica (Cx: 0.31), que le sitúa entre los mejores todoterrenos y reduce el consumo.

Mejores materiales

El interior se beneficia de la mayor distancia entre los dos ejes de ruedas y tiene unas plazas traseras con más espacio para las piernas que permiten regular la inclinación de los respaldos. Añade un maletero de 547 litros que llegan hasta 1.746 si se pliegan los asientos traseros y deja el piso plano para facilitar la carga. Por lo demás, los materiales son mejores y está bien acabado, con plásticos blandos para reducir las lesiones en caso de accidente. Pero el salpicadero tiene unos trazos rectos algo anticuados en la zona superior, y aunque integra bien la pantalla táctil, muestra un aspecto sobrio y clásico, y una instrumentación anodina.

Entre las virtudes del nuevo Toyota destaca el comportamiento, que es más silencioso y refinado. Estrena un chasis más rígido y mantiene las suspensiones independientes, que absorben con solidez y confort los baches. Y aporta un tacto más fino y agradable, y una estabilidad superior.

El RAV4 se venderá en España con carrocería de cinco puertas y tres motores que consumen un 11% menos de media. La versión básica de gasolina es un 2.0 de 151 CV (7.2 litros de consumo medio) con tracción 4×4 y cambio manual o automático Autodrive S. Y hay dos turbodiésel que concentrarán las ventas. El 120D con motor 2.0 D-4D de 124 CV (4.9 litros), tracción delantera y cambio manual, es el único con Start&stop. Y el 150D lleva un 2.2 D-4D de 150 CV (5.6 litros) con tracción 4×4 y cambio manual o automático. Todos vienen bien equipados de serie: siete airbags (uno de rodilla), control de estabilidad, llantas de 17 pulgadas, etcétera.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no