Actualidad

El timo de Bizum que causa estragos en el mercado de ocasión

Los estafadores utilizan con frecuencia una treta con esta forma de pago en las plataformas con ofertas de vehículos usados.

Notificar venta

xxxxx

Las plataformas digitales de compra y venta de vehículos resultan de enorme utilidad, tanto para los particulares como para las empresas del sector. Un interminable escaparate que pone en contacto a ambas partes de una transacción de este estilo, de forma sencilla, rápida y muy efectiva en sus resultados.

Sin embargo, como cualquier otra herramienta tecnológica, puede presentar inconvenientes si se hace de ella un uso indebido o incluso fraudulento. Es lo que viene ocurriendo en los últimos tiempos, con la proliferación de estafas a los vendedores de vehículos que se ofertan en páginas de internet.

La variedad de estratagemas es amplía, algunas de ellas denunciadas incluso por las fuerzas del orden. Sin embargo, una que se extiende en los últimos tiempos con mayor frecuencia es la que pretende aprovecharse de la confusión y urgencia de los vendedores para conseguir un pago indebido a través de una transacción por Bizum, la popular plataforma de intercambio de dinero.

El inicio del timo es el previsible en estas situaciones. Un supuesto comprador muestra interés por un coche o moto (aplicable, por supuesto, a cualquier otro bien de un cierto valor), intercambia mensajes de texto o incluso conversaciones telefónicas con su víctima y, finalmente, demuestra su intención de adquirir el vehículo de ocasión.

Puede incluso producirse el envío de documentación falsificada a modo de garantía, como un DNI manipulado, todo con el objetivo de ganarse la confianza del vendedor, generar la ansiedad de cerrar la operación y distraer su atención de otros detalles menores.

En ese punto, el estafador propone a la otra parte la señalización de la venta mediante un pago a través de Bizum. Para ello, envía un mensaje a través de este servicio con un concepto del estilo “Recibir 400 euros de señal”, cuando en realidad la operación que se está solicitando es el envío de esos 400 euros.

Aprovechar el despiste

Si el vendedor no presta suficiente atención al mensaje, se deja llevar por las prisas o ha terminado por confiar en el timador, aceptará la operación y en ese mismo instante estará enviando tal cantidad a la otra persona. El gran inconveniente de Bizum es que el pago no se puede anular una vez realizado, a diferencia de una transferencia bancaria, ya que el envío del dinero es inmediato e irrevocable.

De hecho, la propia información de Bizum a sus usuarios alerta sobre esta posibilidad. En su página destinada a evitar fraudes y estafas. aconseja que, en las compras entre particulares, “si tú eres el vendedor, asegúrate de estar recibiendo dinero y no una solicitud”.

A partir de ese momento, al estafado solo le quedaré el recurso de denunciar lo ocurrido ante las fuerzas policiales, que en la mayor parte de los casos tendrán pocas posibilidades de localizar al delincuente que suele desaparecer sin dejar rastro alguno.

E incluso, en el improbable supuesto de que fuera identificado, recuperar esa cantidad pasaría por un tedioso proceso judicial por una cantidad que, de no superar los 400 euros, se considera un delito leve de hurto castigado con una pena de multa de uno a tres meses, que no acarrea antecedentes penales si se satisface la sanción antes de seis meses.

Sobre la firma

Una vida sobre ruedas. De piloto (malo) de motocross a periodista deportivo en Diario AS, incluyendo una década en los grandes premios de MotoGP. Apasionado de los coches y las motos, en más de 30 años he tenido el privilegio de probar unos cuantos cientos de unos y de otras. Ahora, subdirector en Prisa Motor.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no