Actualidad

Estilo propio

Kia eleva la apuesta por el diseño en el nuevo Sportage, la cuarta entrega de su todoterreno medio, que llegará en marzo

Estilo propio

En 10 años, las ventas de todoterrenos en Europa se han multiplicado por cuatro, pasando de 400.000 unidades en 2004 a 1,6 millones en 2014, y provocando un despliegue de modelos sin precedentes. El nuevo Sportage, la cuarta entrega del 4×4 mediano de Kia, vuelve a apostar por el diseño como elemento diferenciador frente a la competencia. Y el envite se lleva ahora a una dimensión superior, para reforzar su personalidad estética (uno de los valores más apreciados de este modelo), tratar de potenciar su gancho y distinguirlo al mismo tiempo de las opciones similares que inundan el mercado.

El Sportage 2016 saldrá a la venta en España el próximo marzo y, aparte de su originalidad, aporta también precios contenidos: desde 18.002 euros en gasolina (1.6 GDi de 132 CV) y 21.035 en turbodiésel (1.7 CRDi de 115 CV), en ambos casos con todas las promociones incluidas.









Mayor calidad en el interior.



El diseño marca ya distancias claras frente al modelo saliente, porque el nuevo tiene más porte y músculo y resulta más llamativo. Y la estética se acompaña además de un mayor esmero de ejecución que se aprecia en casi todo el coche: desde el interior, que presenta acabados más refinados y puede incluir los últimos equipamientos de confort, comunicación y seguridad, hasta la conducción, porque ahora tiene una dirección más precisa, se balancea menos y está mejor insonorizado. Los motores son también más finos, y el tacto de los mandos está asimismo más cuidado, creando un conjunto que transmite mayor calidad y supera así casi cualquier comparación con los modelos europeos y japoneses de referencia.

Con una longitud de 4,48 metros, el Sportage 2016 es cuatro centímetros más largo y ofrece un punto extra de habitabilidad y capacidad de carga: la cabina es algo más amplia y el maletero sube de 465 a 503 litros. Y ambos aspectos mejoran sus aptitudes como coche único familiar.

La base mecánica es la misma del Hyundai Tucson, con el que comparte motores. La paleta contempla dos propulsores de gasolina, 1.6 GDi de 132 CV (desde 18.002 euros; 6,7 litros de gasto medio oficial) y 1.6 T-GDi turbo de 177 CV (29.360 euros; 7,5 litros), y tres de gasóleo, el 1.7 CRDi de 115 CV (21.035; 4,6 litros) y los 2.0 CRDi de 136 CV (28.552; 4,9 litros) y 185 CV (33.052; 5,9). Todos vienen de serie con cambio manual de seis marchas, pero los dos más potentes pueden montar caja automática, de siete velocidades y doble embrague en el 1.6 T-GDi y de seis y formato clásico (convertidor de par) en el CRDi de 185 CV. Además, estos motores y el 2.0 CRDi de 136 CV se ofrecen asimismo con tracción 4×4.

Internet y recarga del móvil sin cables



Carga del teléfono por inducción.





Equipamientos a la última. La cuarta generación del todoterreno más popular de Kia puede incorporar sistemas avanzados como el acceso a Internet y la recarga del móvil por inducción, sin cables: basta apoyar el teléfono sobre una superficie (los iPhone requieren una carcasa especial).

Hay dos pantallas diferentes para la consola central, de siete y ocho pulgadas, y en las dos se puede contar, entre otras cosas, con navegador. La marca ha firmado un acuerdo con TomTom para el suministro de la cartografía y, como promoción, se regala la actualización de los mapas durante siete años, los mismos que dura la garantía del coche.



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no