Actualidad

La Guardia Civil, a todo gas

La Benemérita amplía su flota de vehículos con un SEAT León TGI, que funciona tanto con gasolina como con gas natural comprimido.

Seat León TGI Guardia Civil

Combinando ambos depósitos tiene una autonomía de más de 1.300 kilómetros.

La Guardia Civil ha recibido en colaboración con SEAT y Gas Natural un nuevo vehículo para su flota: un León TGI, modelo alimentado tanto por gasolina como por GNC (gas natural comprimido), que ayudará a mejorar la eficiencia del parque móvil del cuerpo de seguridad.

Este compacto utiliza un motor 1.4 turboalimentado que desarrolla 110 CV de potencia y un par máximo de 200 Nm, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 194 km/h.

Como puede funcionar con los dos tipos de combustible y cuenta con un depósito para cada uno de ellos, su autonomía es mucho mayor de lo habitual. Así, con un consumo medio de 3,6 kg/100 km de GNC, tiene un alcance de 420 kilómetros empleando solo el gas, a los que se suman 920 kilómetros de autonomía extra con el uso de la gasolina.

La incorporación de este SEAT León TGI se encuadra en el acuerdo entre Gas Natural y la Guardia Civil para conseguir una flota con menos consumos y emisiones de CO2.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no