Actualidad

Opel ya tiene su Qashqai

Opel ya tiene su Qashqai

Los todoterrenos siguen de moda, pero con cambios. Si hace 10 años triunfaban los modelos más grandes, ahora lo hacen los compactos, como el Nissan Qashqai, que lleva un lustro de éxito sin desfallecer: es el cuarto modelo más vendido en España en lo que va de 2012. Estos registros comerciales han animado a muchas marcas a lanzar propuestas similares, como los Skoda Yeti, Mitsubishi ASX, Audi Q3, Mini Countryman…, y pronto se unirán otros dos más, Ford Ecosport y Peugeot 2008 (2013). Todos comparten las mismas virtudes: un diseño más original que el de los turismos, una mayor versatilidad de uso y la sensación de seguridad que transmite su puesto de conducción elevado. 

Opel se suma a la batalla de los todoterrenos compactos con el Mokka, que estará disponible en noviembre y propone buenos argumentos: un diseño cuidado y una buena calidad de conjunto a precios ajustados: desde 18.120 euros (motor 1.6 de gasolina con 115 CV y tracción delantera), que se quedan en 16.490 con los descuentos que ofrece la marca. Así, el Mokka se sitúa como uno de los 4×4 compactos más asequibles, y si el comprador puede acogerse además al plan PIVE, reducirá la factura en al menos otros 2.000 euros.

La versión más sofisticada, 1.7 turbodiésel de 130 CV con tracción 4×4, se mantiene asimismo en cifras comedidas: desde 21.290 euros (con rebaja, pero sin plan PIVE).






El Mokka mide 4,28 metros de longitud y muestra un estilo moderno que combina robustez y deportividad. Tiene un interior refinado, con una presentación y acabados similares a los del Astra, y espacio suficiente para acomodar a cuatro adultos de 1,85 metros de alto. En cambio, es algo estrecho, lo que penaliza el confort del quinto pasajero. Y el maletero de 362 litros, aunque correcto, puede quedarse algo justo para acoger el equipaje de cuatro personas. Aun con todo, puede cumplir como coche único para parejas jóvenes con un niño.

Al volante transmite firmeza y cierta chispa, porque tiene una dirección rápida y unas suspensiones firmes. Pero así como el Qashqai destaca por su finura de mandos, el Mokka prima la consistencia y circula con estabilidad y buenas maneras por todas partes. La gama incluye tres motores con Start&Stop y consumos reducidos: 1.6 de 115 CV (16.490 euros y 6,5 litros de gasto medio), disponible solo con tracción delantera; 1.4 turbo de 140 CV (21.050 euros y 6,3 litros), asociado siempre a la tracción 4×4, y 1.7 CTDi turbodiésel de 130 CV, que puede pedirse con las dos (19.060 y 4,5 con la 4×2, y 21.290 y 5,1 con la 4×4). El turbodiésel es el más interesante, a pesar de resultar algo ruidoso, porque corre más, gasta menos y es el único compatible con el cambio automático de seis marchas.

El equipamiento se estructura en tres acabados, Expression, Selective y Excellence. El primero (solo motor 1.6) no incluye aire acondicionado y equipo de música (1.000 euros más), pero el Selective (motores 1.4 y 1.7) mantiene precios ajustados y viene ya con todo lo importante.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no