Actualidad

Por qué deberías dar un golpe al capó antes de arrancar el coche

La Policía y la Guardia Civil recomiendan dar unos toques al capó o hacer algo de ruido por si hay gatos refugiándose de la lluvia y el frío.

capó

En invierno y con lluvia, bajo tu coche puede haber una sorpresa.

Ahora que arrecia el frío, la cuenta de Twitter de la Policía recuerda a los conductores un sencillo truco propio del invierno: «En días de frío, los gatos se refugian al calor del motor de los coches. Antes de arrancar, unos golpes en el capó pueden salvarles la vida». El tuit está dirigido a todos aquellos que estacionan su vehículo en la calle, ya sea por la noche habitualmente o durante el día de manera circunstancial.

En esta época del año, los gatos callejeros se refugian en los coches para evitar el agua y las bajas temperaturas, aprovechando el calor que desprenden los vehículos después de haber estado en marcha, así como los numerosos recovecos repartidos por el automóvil, principalmente bajó el capó y sobre los neumáticos. Y cuando el coche se pone en marcha pueden resultar aplastados por las ruedas o atrapados por el motor. La circunstancia no es tan extraña y los resultados son fatales siempre.

No es la primera vez que se lanza un mensaje similar en las redes sociales. Lo hizo hace no demasiado tiempo la Guardia Civil: «¿Has visto que con el frío y la lluvia los gatos callejeros a veces se refugian en los coches? Mira antes de arrancar… con unos golpecitos puedes salvarles la vida», dice el tuit. El mensaje además incluía unas cuantas imágenes que, en efecto, demuestran que esta situación es bastante común.

Si esto sucede y el conductor no hace nada para evitarlo, cuando ponga en marcha el vehículo el problema podría no ser solo para el gato: precisamente, el mecanismo del motor puede atascarse por completo al atrapar al animal: no son pocos los casos en los que la correa de distribución se rompe o los cilindros quedan desencajados. La avería puede traducirse en miles de euros.

Accidentes en la carretera

Los animales son en muchas ocasiones un problema para los conductores, también fuera de la ciudad. Cabras montesas, corzos o jabalíes cruzan la carretera y causan accidentes más o menos graves. Según datos del Real Automóvil Club de España (RACE), el 50% de los conductores ha experimentado una situación de riesgo a causa de un animal, el 6% ha estado implicado en un accidente y el 94% de los automovilistas ha visto animales en la vía.

Las especies silvestres causan 6 de cada 10 siniestros, según datos de Ponle Freno-AXA, con jabalíes y corzos en cabeza (33% y 17% de los casos, respectivamente). Respecto a los animales domésticos o a la ganadería, destacan los perros (30%) muy por encima de otros como caballos (3%), gatos (1,6%) o vacas (1,5%).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no