Qué castigo espera a estos jóvenes por hacer abdominales en un coche y una moto

Las imágenes virales de dos conductores encima del maletero de un Porsche y sobre una moto llevaron a su detención.

Fotograma del vídeo subido a las redes sociales por un motorista que hacía abdominales en marcha. | TWITTER

A pesar de las advertencias de la Dirección General de Tráfico (DGT), muchos conductores continúan cometiendo barbaridades mientras circulan. Además, algunos de ellos graban las imprudencias y las suben a sus cuentas en las redes sociales. 

Una forma de demostrar lo que han hecho y que, a la vez, ofrece una evidencia de la fechoría a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. De esta manera, se puede perseguir a los culpables e incluso ponerles delante de un juez.

El último vídeo viral lo protagonizan dos vecinos de 26 y 23 años de Sant Esteve de Palautordera (Barcelona). Estaban siendo investigados por la Guardia Civil por grabarse mientras hacían flexiones y abdominales en plena marcha, uno sobre el maletero de un Porsche 911 y el otro sobre una motocicleta FB Mondial HPS 125.

Investigados

El instituto armado comenzó las pesquisas gracias a las grabaciones de las redes sociales hasta que dio con los culpables. Estos tuvieron que pasar por dependencias policiales para prestar declaración. A los presuntos autores se les imputa un delito contra la seguridad vial.

Un ciudadano fue el encargado de dar el aviso a los agentes, a través de la página web del cuerpo, tras visionar los vídeos publicados por los jóvenes donde se observaban estas infracciones, en un coche y una moto en marcha, por una carretera convencional.

Delito contra la seguridad vial

Los delitos contra la seguridad vial se encuentran regulados en el Código Penal dentro de los delitos contra la seguridad pública. En varios artículos se tipifican las diferentes conductas ilícitas de los conductores que atentan contra las normas de tráfico.

Las penas pueden incluir prisión, multas, privación del derecho de conducir o trabajos en beneficio de la comunidad. En el caso en cuestión, a los investigados se les podía imputar un delito de conducción temeraria manifiesta. Se trata de la acción de conducir un ciclomotor o vehículo a motor en infracción de las normas establecidas para el cuidado vial.

Según recoge el Código Penal español en su artículo 380, “el que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años”.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Le dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso se compró otra moto. Claro que también le apasiona cuando van las cuatro juntas. Ha trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hizo la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

aparcar
MG Coche

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no