Actualidad

¿Qué sucede cuando un conductor borracho pretende ayudar a otro?

La Policía de Zaragoza se enfrentó el pasado domingo a un curioso caso en un control de alcoholemia.

feria de zaragoza

Imagen de archivo de un control de alcoholemia.

Con las Fiestas del Pilar ya en marcha en Zaragoza desde el pasado fin de semana, los incidentes de tráfico se multiplican en la capital aragonesa durante estos días. Son varios los que ha comunicado su policía municipal, aunque quizá el más curioso por el momento ha tenido que ver con un control de alcoholemia realizado el pasado domingo.

Según explica la Policía de Zaragoza en su cuenta de Twitter, en esa fecha un conductor fue denunciado por superar la tasa máxima de alcohol permitida, además de trasladar su vehículo hasta el depósito municipal para su inmovilización.

Lo paradójico del caso se produjo cuando, un tiempo después, el conductor sancionado se dispuso a recuperar su coche acompañado de un amigo. El agente de la Unidad de Seguridad Nocturna encargado de atender a los implicados sospechó sobre el estado de esta segunda persona, por lo que antes de proceder a entregar el automóvil le sometió también a una prueba de alcoholemia.

Para su sorpresa, el resultado del análisis fue igualmente positivo, el acompañante había bebido alcohol y no se encontraba en disposición de conducir. Según explica con ironía la Policía de Zaragoza en sus redes sociales, el balance del incidente fue de dos denuncias por alcoholemia y otros tantos vehículos inmovilizados en el depósito. Un doblete en toda regla que los agentes municipales aprovechan para recordar que la mejor opción al volante es evitar por completo el consumo de alcohol.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no