Nació como un prototipo en 2011 y hoy es ya una realidad. El Stinger representa el no va más dentro de la gama Kia, una berlina de planteamiento deportivo que se erige como el modelo de mayores prestaciones producido hasta el momento por la marca coreana. Llegará a los concesionarios el próximo mes de noviembre con una oferta en la que aparecen tres motorizaciones y con precios desde 37.900 euros.

La propuesta mecánica se basa en dos propulsores de gasolina y otro de gasóleo. El básico en prestaciones (pero quizá también el de mayor potencial comercial) es el turbodiésel de 2,2 litros y potencia de 200 CV, suficientes para que el Stinger acelere de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcance los 230 km/h de velocidad punta. Para los amantes de la conducción incluso más dinámica se antojan aconsejables las opciones de gasolina: un dos litros turbo de 255 CV o el tope de gama, el V6 biturbo de 3,3 litros y 370 CV. Este último tiene las prestaciones propias de un deportivo puro,  acelerando desde parado hasta los 100 km/h en sólo 4,9 segundos y con una velocidad máxima de 270 km/h. Todas las motorizaciones montan de serie una caja de cambios automática de ocho relaciones, mientras que el cliente podrá elegir entre la tracción trasera o integral, algo también inédito en Kia hasta ahora.

Kia Stinger

La caída de la zaga le concede estilo coupé a la carrocería del Kia Stinger.

La carrocería mide 4,83 metros de longitud y es de estilo coupé aunque tiene cuatro puertas. Un tamaño que le permite disfrutar de un interior bastante amplio para un coche de sus características, además de un maletero de 406 litros. La habitabilidad queda más condicionada en las plazas posteriores por la caída del techo en la zaga, un tributo asumible por el positivo efecto estético que provoca y que es uno de los puntos fuertes del Stinger.

La gama para el mercado español está formada por cuatro niveles de equipamiento, denominados Style, xTreme, GT Line y GT (este último sólo disponible con la motorización superior). En todos ellos, desde el más básico Style, la dotación es muy completa, acorde con el posicionamiento que se pretende para este producto y que incluye elementos como los asientos eléctricos, tapicería de cuero, navegador, climatizador, sensores de aparcamiento, programador activo de velocidad, reconocimiento de señales…

Kia Stinger

El Stinger goza de un equipamiento muy completo.

La combinación de motor, tracción y acabado se traduce en nueve versiones disponibles, en un abanico de precios entre los 37.900 y los 54.150 euros. Como es habitual en la marca, el Stinger cuenta con una garantía de siete años o 150.000 kilómetros.