Actualidad

Un coche pequeño para todo

Un coche pequeño para todo

Gasta poco y se aparca con facilidad, como se espera de un utilitario. Pero supera al mismo tiempo las limitaciones habituales de los coches pequeños y ofrece una conducción y un espacio interior más propios de un modelo grande, con buena estabilidad en carretera y un habitáculo y un maletero capaces. Estas ventajas permiten que cumpla, incluso, como coche único para parejas y familias con un niño. El nuevo Kia Venga saldrá a la venta el próximo febrero, incluirá control de estabilidad y seis airbags de serie, y se ofrecerá con motores de gasolina (90 CV) y turbodiésel (75, 90 y 128 CV). Todavía no hay tarifas oficiales, pero estará disponible a partir de unos 14.000 euros.

La crisis ha inclinado la demanda de los compradores hacia vehículos más pequeños, económicos y racionales. El mercado europeo refleja la tendencia, y los utilitarios han pasado a ser los coches más populares (31,6% de las ventas), por delante de los familiares compactos tipo Golf, Astra y Focus (29,4%), más grandes y tradicionalmente los líderes del ranking comercial.

El Venga logra reunir lo mejor de ambos tipos de modelos y es un coche recomendable. Mide 4,06 metros de largo y presenta una carrocería de arquitectura elevada que maximiza el espacio. Pero, a diferencia de otros rivales similares (Citroën C3 Picasso, Nissan Note, Renault Grand Modus, Opel Meriva…), tiene una línea compacta y proporcionada que le hace parecer más un turismo alto que un monovolumen, una característica que lo aleja del aspecto de minifurgoneta de otros competidores.

La apuesta por el diseño continúa dentro, con un salpicadero vistoso, acabados y materiales de calidad superior a lo normal en los utilitarios, y muchas soluciones prácticas que hacen más cómoda la vida en el interior: desde un surtido adecuado de huecos para objetos hasta las plazas traseras correderas, que se pueden desplazar adelante y atrás para ampliar el maletero o el espacio para las piernas. En la posición más retrasada permiten viajar a adultos de 1,90 metros atrás y queda un maletero de 314 litros (un Golf, 350). Y al adelantarla, la capacidad de carga sube a 440 litros y los asientos traseros son todavía correctos para adultos.

La base mecánica es otro punto fuerte del Venga, porque las dimensiones del chasis (anchura de vías y distancia entre ejes) son superiores a las de los utilitarios y muy cercanas a las de los familiares compactos. Este aspecto otorga el aplomo de los coches grandes y permite viajar con confort y estabilidad. Y la gama de motores lo confirma, con propulsores de potencia suficiente para adelantar en carretera y circular con desahogo por autopista. En el lanzamiento se ofrecerá un 1.4 de gasolina y 90 CV (6,2 litros y 168 km/h) y tres turbodiésel, todos con cambio de seis marchas (cinco en el de gasolina). Hay un 1.4 diésel de 75 CV (4,8 y 157), otro 1.4 de 90 (4,7 y 167) y un 1.6 de 128 CV (4,9 litros y 185 km/h), el más interesante si se va a usar el Venga como familiar. También hay un 1.6 de gasolina y 125 CV (6,7 y 182), pero no está confirmado que llegue a España. Todos los motores pueden incluir un paquete ecológico opcional, con sistema Start&Stop y otros avances, que reduce el consumo hasta 0,4 litros y hace que los tres turbodiésel bajen de 120 g/km de CO2 y no paguen matriculación.

A falta de conocer el precio y equipamiento que tendrá cada versión en España, si la oferta comercial acompaña, el nuevo Venga será uno de esos coches a los que cuesta encontrar fallos.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no