Actualidad

Vokswagen se lanza a por Estados Unidos con el Atlas

El SUV de siete plazas es el primer modelo de la marca específicamente concebido para el mercado norteamericano.

Volkswagen Atlas

Gran tamaño, imagen contundente y motor de gasolina: carne de mercado estadounidense.

En el mundo globalizado en el que vivimos las marcas desarrollan modelos para que, en la mayoría de los casos, se vendan en el mayor número de países posibles. La fórmula funciona, pero hay que tener en cuenta las peculiaridades de ciertos mercados, que pueden limitar o propulsar el éxito de un determinado modelo.

En el caso de Volkswagen, el viejo continente ha sido su patio de recreo tradicional, aunque también lleva ya más de medio siglo comercializando sus vehículos en Estados Unidos. Sin embargo, su presencia en territorio estadounidense siempre ha estado condicionada por el origen europeo de sus modelos. Hasta ahora.

El fabricante alemán ha presentado el Volkswagen Atlas, su primer coche desarrollado expresamente con el mercado norteamericano en mente. Un SUV de siete plazas que es la apuesta de la marca para remontar tras varios años de caída de ventas en Estados Unidos (a las que, además, el Diéselgate no ayudó).

El nuevo Volkswagen Atlas se fabricará en la planta de Chattanooga, Tennesse, sobre la archiconocida plataforma modular transversal MQB del grupo. Estamos ante un vehículo de grandes dimensiones (5.037 mm de largo, 1.979 mm de ancho y 1.767 mm de alto), algo necesario para proporcionar espacio suficiente a los ocupantes de sus tres filas de asientos, siendo la última incluso capaz de dar cobijo a dos adultos.

La imagen del Volkswagen Atlas sigue la línea de los SUV conocidos de la marca, con un conjunto sólido y sin estridencias, bastante musculoso gracias a los nervios del capó y a los marcados pasos de rueda cuadrados, y con un frontal característico en el que parilla y grupos ópticos crean un conjunto completamente horizontal.

Se ofrecerá con dos motores, ambos de gasolina: un 2.0 tetracilíndrico de 238 CV y un 3.6 VR6 de 280 CV. Ambos se asocian de serie a una caja de cambios automática de ocho relaciones y son de tracción delantera, aunque el más potente puede incorporar tracción integral.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no