Actualidad

Volkswagen T-Cross: el último SUV español y global

Se hará en Navarra, creará 1.000 puestos de trabajo y competirá con el Peugeot 2008, el Renault Captur y el Seat Arona.

SUV pequeños

El nuevo T-Cross sigue las líneas de diseño del Tiguan.

Volkswagen tiene ya su SUV pequeño, la categoría que más crece este año en España, con 153.054 unidades hasta septiembre, un 46% más que en 2017. Se llama Volkswagen T-Cross y se ha presentado en Ámsterdam, pero también de forma casi simultánea en Shangái y Sao Paolo, porque se fabricará en tres continentes, y completa de momento la ofensiva SUV de la marca alemana, tras los lanzamientos del Tiguan Allspace y el Touareg.

El nuevoVolkswagen T-Cross tiene vocación de superventas y competirá con los Peugeot 2008, Renault Captur y Seat Arona. Y ha obligado a ampliar la fábrica de Landaben (Navarra) para llevar la capacidad hasta 350.000 unidades anuales. Saldrá a la venta en abril. Aunque todavía no hay precios, estará disponible desde unos 20.000 euros.

Estos son los aspectos más destacados del nuevo Volkswagen T-Cross.

Urbanita y polivalente

El Volkswagen T-Cross es un SUV pequeño de 4,11 metros de largo, un tamaño correcto para cumplir en ciudad o como segundo coche de la casa, y con esa altura extra que aportan los SUV para aumentar la sensación de seguridad en el tráfico diario. A la vez, sus medidas y motorizaciones son también suficientes para afrontar sin agobios los viajes por carretera.

Un Tiguan en pequeño 

Al contrario que otros rivales, el Volkswagen T-Cross presenta un diseño más clásico que prima la elegancia y la robustez frente a otros valores, como la deportividad o el vanguardismo que ofrecen otros competidores de su tamaño. Pero sobre todo replica la silueta y los detalles de estilo del su hermano mayor el Tiguan, y parece una reinterpretación de este en miniatura.

Amplitud y flexibilidad interior

Destaca por su espacio interior y maletero. En realidad es un Polo con traje de SUV y comparte la nueva plataforma de Volkswagen para coches pequeños, que también utilizan los nuevos Seat Ibiza y Arona y aporta una habitabilidad extra, tanto en anchura como en espacio para las piernas.

Además, aparte de la facilidad de acceso atrás, los asientos posteriores se desplazan en longitud para ampliar el espacio para los pasajeros o el maletero, que según la posición, varía desde 385 hasta 455 litros y llega hasta 1.281 litros si se abate por completo el respaldo posterior.

Seguridad automatizada

Otra aportación del Volkswagen T-Cross es su equipo de seguridad, porque aparte de los elementos obligatorios, ofrece de serie el sistema Front Assist, que incluye la frenada automática de emergencia en ciudad y evita la mayoría de los accidentes urbanos: detiene el coche por sí solo cuando se supera la distancia de seguridad y detecta riesgo de colisión. Además, salvo la versión básica, toda la gama incluye también de fábrica detector de fatiga, detección de peatones y control de velocidad con radar antichoque ACC.

Motores pequeños

La gama del Volkswagen T-Cross incluye de momento motores pequeños, todos con turbo, de bajo consumo. Hay dos versiones del 1.0 TSi tricilíndrico de gasolina, con 95 y 115 CV, y un 1.6 TDi de 95 CV. Están disponibles con cambios manuales de cinco y seis marchas y con un automático DSG de siete. La oferta se completará a finales de 2019 con un 1.5 TSI cuatro cilindros de gasolina con 150 CV. Y más adelante habrá un 1.0 GNC de 90 CV adaptado para gas natural.

Aspirante a superventas

Por su tamaño, el nuevo Volkswagen competirá en la categoría de los SUV pequeños, la que más crece en España: 153.000 unidades hasta septiembre, con un aumento del 46% sobre el año anterior y una proyección en ascenso hasta las 200.000 a final de año. Y tendrá que competir con los Peugeot 2008, Renault Captur y Seat Arona, que llevan vendidas 17.345, 17.056 y 14.500 unidades en ese período, respectivamente, y son los líderes del mercado.

1.000 empleos más en Navarra

La producción del Volkswagen T-Cross en la planta de la marca en Landaben (Navarra) ha obligado a ampliar la factoría para elevar la producción desde 300.000 hasta más de 350.000 unidades, y ha supuesto la creación de 1.000 empleos directos que pueden triplicar la cifra si se suman los indirectos.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no