Conducir

10 reglas básicas para ser un buen copiloto

Debes manejar el GPS y la radio, tienes prohibido dormirte y, sobre todo, que no se te ocurra corregir al conductor.

copiloto

Conducir en compañía es un placer... si el copiloto ayuda.

Conseguir que lleguemos a nuestro destino sanos y salvos. Esa es la función básica de conductor. Clara, fácil de entender y conocida por todos. Pero ¿qué hay del papel del copiloto? Todo aquel que se sienta junto al capitán de la nave adquiere, automáticamente, una serie de compromisos por razón de su cargo, el de compañero de ruta.

Aunque no todos lo tienen claro: algunos optan por encontrar una postura cómoda para echar una siestecita, aprovechando que pueden estirar las piernas y que el sol les da directamente en la cara. Mal hecho. Este es el decálogo que todo buen copiloto debe conocer y saberse al dedillo. Porque hay muchas clases de copiloto, y no todos son agradables.

Copiloto

1. NO TE DUERMAS
Es la base, claro está. Todo copiloto debe mantenerse alerta, con los ojos bien abiertos, tanto para controlar la ruta como para atender cualquier necesidad del conductor o del resto de ocupantes, permitiendo así que el piloto centre todos sus reflejos en la conducción. Ya habrá tiempo para dormir.

2. SIRVE DE COMPAÑÍA
Para evitar que el conductor sea víctima de fatigas y cansancios. Mantener una conversación fluida, sin llegar nunca a convertirse en una distracción, será otra de las tareas irrenunciables del copiloto ideal.

3. TRANSMITE CONFIANZA
Y más cuando el destino es nuevo. Utilizar un tono firme, tranquilo y sosegado hará que el piloto pueda concentrarse más en la conducción y pueda depositar en el compañero de ruta determinadas tareas que, de otra manera, restarían atención a otros asuntos importantes que sí son de su competencia

Copiloto

4. CONVIÉRTETE EN GPS
La lectura del mapa, la programación del navegador, la localización de gasolineras o de rutas alternativas, la interpretación de las señales y carteles… El buen compañero deberá emular a Luis Moya, el copiloto de Carlos Sainz. Tiene que controlar en todo momento la ruta, las salidas de la autopista, las direcciones y los callejeros, para evitar que el conductor se pierda.

5. CONVIÉRTETE EN DJ…
Es otra posible fuente de distracción para el conductor, igual que el navegador o el mapa. Aunque la selección musical corra de su cargo, que para eso es el capitán del navío, será el copiloto quien trastee con los CD, USB y demás dispositivos, como los DVD para los niños en los asientos traseros.

6. … Y EN UTILLERO
Agua, comida, gafas de sol, tal vez el cenicero. El compañero de viaje siempre velará por que el conductor esté atendido en todo momento y tenga sus necesidades cubiertas.

7. EVITA LAS CLASES DE CONDUCCIÓN
Porque para eso el piloto tiene su carnet de conducir. Frases como “por ahí llegaremos en la mitad de tiempo”, “cambia de marcha que estás ahogando el coche” y otras similares pueden ser fuente de conflicto y motivo de distracción. El conductor sabe lo que tiene que hacer.

8. ASUME LAS MANÍAS DEL CONDUCTOR
Siempre que no pongan en cuestión la seguridad de los ocupantes, obviamente. Será él quien decida si se puede o no fumar en el coche, si se pueden o no apoyar los pies en las alfombrillas y demás asuntos que tengan que ver con el estado de su templo móvil, su vehículo. Ahora bien, será labor del copiloto no transigir ante determinadas actitudes, como el consumo de alcohol o frases como esta: “¿Ya llevamos dos horas? Pues no paramos, que todavía no estoy cansado”.

Copiloto

9. VELA POR LA SEGURIDAD DE TODOS
Más cuando se viaja, por ejemplo, con niños. El copiloto ideal deberá mantenerse alerta para atender las necesidades de cualquier ocupante, además de las del conductor. Por ejemplo, asegurarse de que los pequeños viajan entretenidos y que utilizan correctamente los sistemas de seguridad. En el caso de viajar con mascotas, que no haya ningún problema con los trasportines y otros medios redundará en beneficio de todos.

10. SIEMPRE DISPONIBLE PARA TOMAR LOS MANDOS
Si el copiloto tiene también permiso de conducir, no estará de más que se muestre dispuesto a relevar al piloto en caso, sobre todo, de viajes largos. Evitar el cansancio y darle un respiro al conductor será un ingrediente más para la seguridad y el bienestar de todos.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no