Eléctricos

Qifeng K7, el miniplagio chino (y eléctrico) del Mercedes Clase G

La copia del Mercedes Clase G es un utilitario compacto de naturaleza eléctrica que no supera los 50 km/h.

Qifeng K7

Las copias chinas aumentan sus filas.

Que en China copian diseños de coches occidentales es cosa sabida, y hay muchos casos y bien llamativos, pero la industria automotriz china no ceja en su empeño de seguir lanzando plagios. El último de todos es uno bien curiosos y con un giro de lo más peculiar: Qifeng K7.

Solo con ver la imagen que encabeza estas líneas más de uno habrá pensado que “a ese Mercedes Clase G le pasa algo”, y es normal, porque la copia del todoterreno alemán está hecha con todo el descaro. Pero, lógicamente, está mucho peor rematada que el Clase G original.

Qifeng ha tomado prestados sus rasgos sin ningún pudor: el conjunto frontal es casi idéntico, con los dos faros redondos y la parrilla rectangular con tres listones cromados horizontales y el logo en el medio; también calca los intermitentes sobre el capó, la forma de los pasos de rueda y la vista lateral con las ventanillas cuadradas. Incluso intenta imitar la zaga, aunque la firma china ha optado por unos pilotos verticales en lugar de horizontales.

También a simple vista se aprecia que no tiene una imagen tan contundente, tan señorial. Esto es en parte porque las proporciones están algo más deslavazadas y en parte porque tiene un tamaño mucho más pequeño que el Clase G: solo llega a 3.290 mm de largo, 1.482 mm de ancho y 1.614 mm, frente a unas dimensiones considerablemente mayores del modelo en el que se inspira: 4.817 mm de longitud, 1.931 mm de anchura y 1.969 mm de altura.

Qifeng K7

Esto obedece a que el Qifeng K7 es un LSEV o low-speeding electric vehicle (‘vehículo eléctrico de baja velocidad’), un tipo de coche muy popular en las ciudades chinas y que se caracteriza por sus dimensiones reducidas y su mecánica de cero emisiones, lo que los convierte en una solución de movilidad urbana perfecta.

Como el propio nombre de la tipología indica, no pueden superar los 50 km/h, por lo que su mecánica no necesita una potencia enorme: se vende en versiones de 5,3 y de 6,7 CV, asociadas respectivamente a baterías de 60V o 72V respectivamente, teniendo el mayor una autonomía de 170 kilómetros por carga.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no